Aparece el grito prohibido en la Copa Oro

En varios saques del arquero de Trinidad y Tobago la afición mexicana lanzó el grito prohibido.

ZARITZI SOSA
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Durante el encuentro de la Selección Mexicana en el debut de la Copa Oro ante Trinidad y Tobago la afición falló al hacer presente el grito homofóbico.

El AT&T Stadium que fue escenario del debut del Tricolor no pudo evitar el grito prohibido, en un duelo donde los aficionados mexicanos eran mayoría.

Durante la recta final del encuentro los aficionados lanzaron el grito al toque del saque de meta rival y es que cuando corría el minuto 85 del encuentro gritaron y con ello obligaron al árbitro costarricense Ricardo Montero a detener el partido, como parte de la primer advertencia.

Los mexicanos se mostraron frustrados, incluso el capitán del combinado nacional, Héctor Herrera se puso observar reclamando a la tribuna por este acto que los afectaba en un tramo del partido en el que buscaban la victoria.

Como parte del protocolo el sonido local del estadio pidió a la afición que no continuara con el grito homofóbico, sin embargo poco pareció que atendieron al llamado.

Al minuto 92 volvieron a lanzar el grito y se detuvo por unos minutos más el partido que continuaba en empate sin goles , pero con el ataque de la Selección Mexicana encima de TyT.

La advertencia existe ante los castigos que pueden aparecer sobre el Tricolor si este grito no se detiene, que van desde encuentros a puerta cerrada o la eliminación de puntos en competencias oficiales.