New Orleans supera con el último aliento a Houston con gol de campo

Wil Lutz convirtió una patada de 58 yardas mientras expiraba el reloj para guiar al triunfo a Saints.

logo

Cuando los Texans anotaron dejando 37 segundos en el reloj, colocándose arriba 28-27, parecía que la suerte ya estaba echada, pero los Saints exprimieron cada segundo restante para acercarle el ovoide lo más posible a su pateador y apelar al milagro, lo que derivó en la locura en el Mercedes-Benz Superdome cuando Wil Lutz conectó un intento de gol de campo de 58 yardas para que New Orleans superara 30-28 a Houston en el partido de Monday Night Football.

Los Texans llegaron a establecer una ventaja de 14-3 al medio tiempo, pero los Saints abrieron el segundo medio con una carrera de 30 yardas de Latavius Murray para poner el score 14-10. Deshaun Watson respondió con un pase de anotación en el tercer cuarto para DeAndre Hopkins que alejó de nuevo a los texanos por 21-10.

El 'arma secreta' de los Saints, el quarterback-corredor Tysom Hill anotó en pase de 9 yardas de Drew Brees antes de que acabara el tercer periodo para que los locales se acercaran de nuevo 21-17. Pero la reacción no paró ahí. En la primera jugada del último cuarto, Brees se conectó con Tre'Quan Smith en pase al end zone de 14 yardas que le dio la vuelta al juego, ya ganaba 27-21 New Orleans.

Publicidad

A falta de 37 segundo para que expirara el reloj, Watson se conectó con Kenny Stills en pase de touchdown de 37 yardas que silenciaba el Superdome, pues el juego se igualaba 27-27, pero Houston falló el extra y se cocinaba la posibilidad del tiempo extra, que rápido se disipó al marcarse un castigo de rudeza al pateador, y se repitió la patada, por lo que los Texans comandaban el juego 28-27.

Pero nunca se puede dar por descontado a Brees. En 37 segundos recorrió 35 yardas, en seis jugadas y puso en la yarda 41 de territorio enemigo el ovoide, con dos segundos restando, para que Wil Lutz se la jugara a todo o nada con un intento de 58 yardas. La patada fue perfecta y New Orleans, de manera agónica, prevaleció.

Imágenes de Imapacto Semana 1 NFL.png

Imágenes de Imapacto Semana 1 NFL.png

Getty Images

1 / 48