Larcamón pide a Santiago Ormeño no tomar en serio los elogios

El técnico del Puebla considera que el delantero México-peruano puede dar un gran salto.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El técnico del Puebla, Nicolás Larcamón, quien sueña tras el triunfo del Puebla en San Luis , dejó claro a TUDN que ha charlado con Santiago Ormeño para pedirle que no se crea los elogios y cumpla con grandes actuaciones en La Franja para poder crecer.

Santi tiene que tener el foco puesto en el trabajo diario, defender a muerte a los compañeros, al equipo, después es consecuencia de ese trabajo, de estar bien conectado con el presente, de mejorar día a día, de no tomar en cuenta esos elogios y él lo tiene bien claro, con una personalidad bárbara y que trabaja, que se brinda, que quiere mejorar y ojalá que tenga un premio importante y que dé un gran salto en su carrera”.

Puebla es tercer lugar de la Liga BBVA MX con 26 puntos, uno más que Rayados y Santos, por lo que cuatro puntos le permitirán acceder a la Liguiella de manera directa. Larcamón destaca que su trabajo se basa en la humildad.

“Nos planteamos hacer un equipo humilde, labrador, de mucha entrega con mucha determinación y no tomar en cuenta al rival o la condición de visitante o local y esa valentía es algo que tenemos a la hora de jugar al futbol y que gráfica bastante nuestra propuesta y nuestras intenciones”.

Además, el admirador de Marcelo Bielsa explicó que La Franja trabaja de acuerdo a lo que viven y lo que tienen, por eso no piensan de más, se enfocan en una directriz que les permite no quitar los pies de la tierra.

“Trabajamos sobre el contexto, quizás no hablando tanto de momento de la competencia, intención, mucho que los muchachos se enfoquen en el juego, después, si es fecha de torneo regular, semifinal es algo ajeno más allá de que el contexto entra en juego. Los muchachos deben saber gestionar momentos, contextos que se den en el juego”, finalizó.

Larcamón festeja el regreso de la afición: “Es una alegría enorme”