Partido Betis-Zenit se jugará pese a guerra de Rusia y Ucrania

Diego Lainez y Andrés Guardado están en la convocatoria para jugar Europa League y el juego no se suspenderá.
Video: El Betis-Zenit se va a jugar pese a guerra en Ucrania
Por: Samuel Reyes
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido
El partido entre el Real Betis y Zenit de los octavos de final de la Europa League no corre riesgo de suspenderse y los mexicanos Diego Lainez y Andrés Guardado están convocados para recibir en el Estadio Benito Villamarín al conjunto ruso.
El partido entre el Betis y el Zenit de San Petersburgo, vuelta de la eliminatoria de los octavos de final de la UEFA Europa League, sigue su programación previa a la crisis bélica entre Ucrania y Rusia por lo que no afectará la realización del encuentro de acuerdo a fuentes del club sevillano.
La expedición del equipo ruso está en la capital andaluza desde el miércoles e incluso por la tarde se ejercitó en el escenario del partido después de que el entrenador del Zenit, el ruso Sergei Semak, ofreciera la habitual conferencia de prensa previa al encuentro.
Junto a la delegación oficial del Zenit se han desplazado a Sevilla algo más de doscientos seguidores del equipo ruso con entradas, que son las vendidas por el Betis para la afición visitante, según los datos ofrecidos por la entidad verdiblanca.
Para este partido, declarado de 'alto riesgo' por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, se celebró este jueves una reunión técnica en la Subdelegación del Gobierno en Sevilla para cerrar el dispositivo de seguridad, que cuenta con 750 personas.
Adicionalmente se dispuso un servicio de protección en los hoteles de concentración de ambos clubes y del trío arbitral, que también velará por la seguridad en los acompañamientos de los autobuses de los equipos hasta su llegada al estadio.
El Betis-Zenit llega al Benito Villamarín tras el 2-3 a favor del equipo español en el partido de ida que se disputó el pasado jueves en San Petersburgo.
nuevo-proyecto-2.jpg