Barcelona asegura que no vendió directamente entradas a los de Frankfurt

En el club culé ya investigan cómo los alemanes consiguieron las entradas para el duelo de la Europa League.
En el Barça investigan cómo obtuvieron entradas los del Eintracht Frankfurt
Por: Zaritzi Sosa
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido
La vicepresidenta del área institucional del Barcelona, Maria Elena Fort, aseguró que el club azulgrana "no vendió directamente" entradas a los más de 25 mil aficionados del Eintracht Frankfurt que estuvieron en el Camp Nou.
En declaraciones a la emisora de radio RAC1, la directiva de la entidad culé pidió disculpas a los socios que acudieron al partido y aseveró que el club está analizando "qué ha fallado" para que lo sucedido contra el equipo alemán no se vuelva repetir en el futuro.
Siguiendo la normativa de la UEFA, el Barcelona envió al club alemán las 5 mil entradas que correspondían al 5% del aforo del Camp Nou. El Eintracht recibió más peticiones que boletos disponibles para presenciar el encuentro y hubo una invasión de aficionados en Barcelona teóricamente sin entradas.
Ante la multitudinaria presencia de seguidores alemanes en Barcelona, la entidad cerró el pasado miércoles la venta de entradas en las taquillas del Camp Nou para evitar que la afición rival las comprara.
Pero el templo azulgrana se llenó finalmente de aficionados del Eintracht , entre 25 mil y 27 mil del total de 79,468 espectadores que asistieron al partido, según los cálculos que maneja el Barça.
Las entradas disponibles, según Fort, se vendieron telemáticamente y "desde el minuto cero" se bloquearon tanto direcciones IP como tarjetas de crédito alemanas, algo habitual en los partidos europeos para evitar precisamente lo que sucedió ante el Eintracht.
El Barça está investigando el "circuito" para que estas entradas acabaran en manos de aficionados del Eintracht, que celebraron en masa la clasificación de su equipo para las semifinales de la Europa League .
Según Fort, una de las hipótesis es que empresas de reventa de entradas compraran los boletos con tarjetas de crédito españolas y las vendieran a los seguidores germanos.