Real Madrid 3-1 Liverpool, Cuartos de Final: resultado, goles y resumen

La escuadra merengue saca ventaja importante ante los 'Reds' en Cuartos de Final.

FERNANDO VÁZQUEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El espíritu del Real Madrid en la Champions League está fuera de cualquier duda o cualquier asegún, aunque no esté el gran capitán Ramos, aunque esté lejos de su mejor momento, aunque tenga a un grande de Inglaterra enfrente: los merengues siempre caminarán hacia adelante, solos o no.

La escuadra española venció 3-1 a un Líverpool más gris que rojo, triste, prácticamente sin alma y que está cuesta arriba en los Cuartos de Final de la Champions League.

El absolutismo merengue, esa estampa que se ha repetido en innumerables ocasiones en el certamen más prestigioso de Europa, apareció en el primer tiempo. La escuadra dirigida por Zinedine Zidane practicó un monólogo que sonrojaba a cualquier seguidor del conjunto porteño.

Liverpool arrastró el nombre y el prestigio retomado por Klopp durante la primera mitad, incapaz de controlar la pelota en media cancha y, para colmo, facilitando la labor de la escuadra merengue con descuidos defensivos que ponían los pelos de punta a Jürgen Klopp.

En medio de la neblina propuesta por los británicos se erigió la figura de otro elemento que ha estado en las sombras: Vinicius. El brasileño guió a un equipo que necesitaba justamente a un líder que señalara el rumbo ante la ausencia de Sergio Ramos y abrió el marcador a los 27'.

Marco Asensio aprovechó a los 36' un regalo de Alexander-Arnold que ejemplificó la realidad del Liverpool, o más bien, su drama. Los británicos no andaban, ni siquiera gateaban.

Los de Klopp tuvieron su momento en el segundo tiempo, Mohamed Salah anotó el único tanto visitante en lo que parecía ser una reacción inglesa, aunque a final de cuentas, todo quedó en un ligero susto para los locales ya que Vinicius volvería a aparecer para evitar cualquier intento valiente de los Reds.

El Real Madrid lo vuelve a hacer, sin importar al rival, incluso con ausencias, los merengues caminan, solos o acompañados, pero su aura en Champions League se mantiene intacta.