Raúl Méndez | El despertar de Vinicius

Fue objeto de burlas crueles que a su corta edad pudieron hundir a cualquiera, pero resistió.
Lead
TUDN
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana.
Por:
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Fue objeto de burlas crueles que a su corta edad pudieron hundir a cualquiera, pero resistió y mantuvo una fe inquebrantable en sí mismo. Por eso, Vinicius potencialmente se está erigiendo como la gran estrella de la próxima década.

Su evolución ha sido sorprendente. El desequilibrio siempre lo había manifestado no así la toma de decisiones. Erraba el pase y la definición.

Era capaz de regatear al que se le cruzara en el camino, pero luego las fallas eran absurdas y hasta las jugadas que se convertían en gol originalmente no llevaban esa intención.

En España le condenaban con aquello que “se nace con gol y Vinicius no lo tiene ni lo tendrá porque eso no puede entrenarse”.

¡Quién hubiera imaginado que hoy Vinicius tendría más gol que cualquier jugador del FC Barcelona!

El brasileño sufrió en silencio sin perder la cabeza con una madurez impropia de los jóvenes que son etiquetados como las nuevas grandes estrellas del futbol por el circo mediático y su reinado suele resultar tan fugaz e intrascendente.

En su momento Julen Lopetegui, quien se hizo de un nombre como entrenador al trabajar con las selecciones menores de España, sentenció que le faltaba cocción y siendo el entrenador de Real Madrid lo mandó al Castilla.

Bajo la guía de Carlo Ancelotti ha llegado su explosión. Lo que se esperaba de Eden Hazard o Gareth Bale lo está aportando Vinicius como el crack desequlibrante e indescifrable.

Ambos se han quedado como suplentes de lujo para abrirle paso al brasileño que sigue encadenando titularidades con Carleto que suele rotar muy poco.

Ni el propio Karim Benzema hubiera imaginado que ahí estaba el socio que estaba esperando. Aún se recuerda aquella conversación captada por una cámara en la que junto a Ferland Mendy criticaban la ineficacia de Vinicius.

Ha ido contra todo y contra todos en España y hasta en Brasil, donde Tite lo citó en la más reciente convocatoria por la lesión de Roberto Firmino. En un principio, el seleccionador de la canarinha justificó su ausencia porque Raphina del Leeds y Anthony del Ajax le resultaban más útiles al jugar por banda mientras que el de Real Madrid galopaba en diagonales al centro.

Tite cambió rápidamente de opinión y lo eligió entre los titulares en la clásico contra Argentina disputado en San Juan por las eliminatorias sudamericanas.

Esta versión actual del 20 madridista es la del auténtico exponente del venerado y casi extinto jogo bonito. Mezcla perfectamente la técnica y la velocidad que desde Neymar no se asomaba en Brasil.

Le queda demostrar que puede mantener ese nivel con regularidad durante toda la temporada y luego repetirlo hasta hacerlo costumbre en beneficio de Real Madrid y su selección. De conseguirlo, habrá un legítimo aspirante al Balón de Oro.

La otra gran interrogante es saber qué pasará con Vinicius cuando llegue Kylian Mbappé porque al francés le gusta jugar por izquierda, la zona que hoy domina el brasileño.

Ancelotti aseguró que, por ahora, esa banda le pertenece a Vinicius.