El ganador de los Barça-Bayern siempre es el campeón

Esta serie de cuartos de final de Champions League llega con una curiosa estadística.

EFE
logo

Las históricas eliminatorias europeas entre el Barcelona y el Bayern de Múnich arrojan una curiosa estadística, ya que el vencedor de las mismas posteriormente se convierte en campeón, ya sea de la antigua Copa de la UEFA o de la Champions League.

Así ocurrió en la Copa de la UEFA (1995-96) y en las Ligas de Campeones de las temporadas 2008-09, 2012-13 y 2014-15. Ambos equipos también se midieron en la liguilla de la Champions de la campaña 1998-99, con victorias de los muniqueses en los dos partidos.

Además en Champions, el factor Messi ha sido determinantes. Las dos veces en las que Leo jugó a su mejor nivel, el Barça eliminó a los alemanes, en la otra, lesionado, los bávaros pasaron por encima después de ganar 4-0 en la ida y 0-3 en la vuelta.

LIGA CAMPEONES 2008-09

En la ida de los cuartos de final disputada en el Camp Nou, el Barça de la excelencia batió sin paliativos al Bayern por 4-0 (doblete de Messi, Etoo y Henry) y convirtió la vuelta en un trámite (1-1). En las semis, los azulgrana eliminaron al Chelsea (0-0 en el Camp Nou; 1-1 en Londres); y en la final de Roma se impusieron al United por 2-0.

LIGA CAMPEONES 2012-13

Se midieron en semifinales. Leo Messi estaba lesionado y en la ida quedó todo decidido después del 4-0. En la vuelta, el Bayern goleó por 0-3. En la final, jugada en Londres, los bávaros derrotaron al Borussia Dortmund por 2-1.

LIGA CAMPEONES 2014-15

Volvieron a medirse en la penúltima ronda y también todo quedó decidido en la ida. El recuerdo de aquel partido en el Camp Nou fue el regate que hizo Messi (autor de dos goles aquella noche) que acabó con Boateng en el suelo. Neymar cerró el marcador (3-0). En la vuelta ganó el Bayern (3-2). En el Olímpico de Berlín, los de Luis Enrique Martínez se impusieron por 3-1 al Juventus.

COPA UEFA 1995-96

Jugaron en semifinales. En la ida, jugada en Múnich, 2-2; en la vuelta ganó el Bayern en Barcelona (1-2). Los alemanes derrotaron cómodamente en la final a doble partido al Girondins de Burdeos.