Los de Montecristo se vuelven un muro en La México

Juan Pablo Sánchez fue el único que saludo en el tercio en la segunda parte de la Temporada Grande de la Plaza México

CARLOS YARZA
logo

La Monumental Plaza de toros México reabrió sus puertas y arrancó la segunda parte de su temporada, con un cartel que integraron el español Miguel Ángel Perera, y los mexicanos Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti, que lidiaron un encierro de Montecristo, bien presentado pero que se terminó por convertir en una muralla para los toreros, ya que no dieron el juego esperado.Miguel Ángel Perera se enfrentó en primer término a "Español", un toro justo de fuerza, ante el cual el torero español dejo fluir su calidad taurina para hacer una faena valiosa ya que aprovechó la calidad del astado para su beneficio, lo bien toreado no lo pudo ratificar con la espada y cambió una posible oreja por un aviso. "Azucarero", fue el segundo del hispano, que se estrelló ante un toro que no dio posibilidades terminó por abreviar. Pinchó y escuchó leves palmas.Juan Pablo Sánchez, ante "Venadito", realizó una faena de mucho aguante y paciencia ya que si es cierto que él astado tuvo calidad le faltó emotividad, pero fue gracias a la paciencia que Juan Pablo, consiguió sacarle muletazos de valía que calaron en el tendido.Mató al segundo viaje con lo que perdió un posible premio y saludó en el tercio. "Reflexión" se llamó el quinto, segundo de Juan Pablo, un toro de pinta espectacular, berrendo en cárdeno caribello, que lamentablemente tampoco dio el juego deseado, nuevamente gracias al tesón de Sánchez, fue que logró construirle una faena que vivió buenos momentos al torearlo con ambas manos.Su entrega le costó un susto, el toro lo prendió de fea manera por la entre pierna. Tras el susto hizo romper la faena y la llevó a un punto alto. Mató de pinchazo hondo y medio espadazo, además descabelló con lo que perdió una oreja que cambió por pitos tras aviso.Diego Silveti toreó en primer lugar a "Malagueño", ante el cual se pudo expresar con el capote. Ya con la muleta se enfrentó a un toro poco colaborador ante el cual cumplió. "Nueva Etapa" se llamo el cierra plaza, ante él, Silveti, se pudo mostrar nuevamente con su capote y se expresó artísticamente en el quite por gaoneras. Con la muleta el toro se vino a menos, impidiéndole a Diego, alcanzar el triunfo que llegó a buscar a La México. Su balance terminó siendo palmas y silencio.En los detalles de la corrida, estuvo presente en el callejón Paco Jemez, el entrenador del Cruz Azul, que fue invitado por Miguel Ángel Perera. Tras el primer toro brincó al ruedo un anti taurino, de nacionalidad holandesa, el cual fue detenido y remetido a la delegación Benito Juárez.