Un taxista mexicano tiene el primer gran trofeo de Rafael Nadal

El español dejó en un taxi de Ciudad de México una de las grandes preseas de su carrera.

SAMUEL REYES
logo

Un taxista mexicano tiene el primer gran trofeo que Rafael Nadal consiguió en su carrera: el del Abierto Mexicano en Acapulco de 2005.

El tenista de Manacor, Mallorca, hizo su primera aparición en 2005 con 18 años y en ese estreno venció a Albert Montañes y así se adjudicó su primer torneo grande.

Además, en esa primera gran cita en México fue también una apresurada aventura en la que tras el torneo y la premiación tenían las maletas listas para llegar rápidamente al aeropuerto y con el tiempo justo para subirse al avión.

El tránsito de la Ciudad de México no le ayudó y aunque tuvieron oportunidad de lograr que la aeronave los esperara unos minutos, las prisas le jugaron una mala pasada... dejó su trofeo.

Perdió el reconocimiento más grande hasta entonces, ese del primer gran torneo en su carrera, se quedó en el asiento del taxi que los llevó. Cuatro años más tarde, cuando se convirtió en el número 1 del mundo, aceptó haber perdido ese preciado artículo y la organización encabezada por Raúl Zurutuza le mandó a hacer una réplica.

Rafael Nadal posa con la réplica del trofeo que ganó en Acapulco en 2005, cuatro años después de haber conseguido ese primer triunfo grande en su carrera.
Getty Images

Tres meses después, logró su primer Grand Slam en el Abierto de Francia.

Para 2013 lo volvió a hacer y ahora fue venciendo en la final a David Ferrer en un regreso que fue difícil tras una lesión de rodilla y ganar ese año le ayudó a retomar la competitividad.

Unos pocos meses después volvió a ganar el Roland Garros por octava ocasión para convertirse en el ‘Rey de la arcilla’.

Hay algo claro… los jugadores quieren venir a jugar a Acapulco”: Rafael Nadal

Aunque en 2017 y 2019 no ganó, sigue teniendo historia querida en tierras mexicanas porque ahora, aunque no lo diga, tiene aires de revancha, pues el año pasado perdió ante Nick Kyrgios, quien terminó coronándose y al estar defendiendo el título, se antoja revertir ese resultado a su favor.

No ha competido desde su derrota en el Abierto de Australia en cuartos de final, aunque se subió a la cancha para jugar un partido de exhibición con Roger Federer en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Se ha entrenado en su academia de tenis en su natal Manacor para estar listo y jugar en Acapulco, un lugar que le resulta cómodo, agradable y que además, parece ser su amuleto de la suerte.

Como suerte pudo tener un taxista mexicano que se quedó con el trofeo del primer gran torneo que ganó en su vida Rafael Nadal.

Rafa Nadal atribuye a la pasión que pueda seguir jugando al tenis