Novak Djokovic navega hacia la tercera ronda del US Open

El campeón defensor del último Grand Slam de la temporada despachó al argentino Juan Londero.

logo

El campeón defensor del Abierto de Estados Unidos , el serbio Novak Djokovic, dejó en el camino al argentino Juan Ignacio Londero, en un partido en el que el tenista balcánico lo eliminó en sets corridos para poder avanzar a la tercera ronda en el último Grand Slam de la temporada.

El tenista número uno del mundo, quien en dos ocasiones tuvo que solicitar masajes en su hombro izquierdo, despachó al argentino Londero con parciales de 6-4, 7-6 (7-3) y 6-1.

El tenista apodado 'Topo', un desconocido hasta entrado 2019, cuando ganó su primer torneo, el ATP 250 en Córdoba, dio batalla con su movilidad e intentando responder a las complicadas pelotas que Djokovic ponía por toda la cancha.

En el primer set Londero quebró el saque de 'Nole', disputando puntos largos; el segundo comenzó liderándolo 3-0, con dos rompimientos y luego forzando un tie break que terminó perdiendo.

Publicidad

El tercero fue un mero trámite, con un Londero ya desmoralizado y tras 2 horas y 15 minutos, el número uno del mundo se encargó de liquidar el compromiso para sumarse a la tercera ronda del US Open 2019.

La estadounidense Serena Williams eliminó a su compatriota, Caty McNally, y se coló a la tercera ronda del US Open.
Getty Images

A causa de la lluvia, solo se pudo jugar en el Estadio Arthur Ashe y en el Louis Armstrong, los únicos del complejo que tienen techo retráctil. La lluvia no cesó, y los organizadores del certamen debieron posponer todos los partidos previstos al aire libre durante la jornada.

Entre los partidos que se pudieron disputar, la estadounidense Serena Williams evitó la que pudo haber sido su derrota más prematura en 19 participaciones en el US Open, ya que remontó luego de perder el primer set y superó por 5-7, 6-3 y 6-1 a su compatriota Caty McNally, una promesa de 17 años.

El revés más tempranero de Williams en el US Open fue en la tercera ronda de su primera intervención, en 1998, cuando apenas tenía 16 años. Al año siguiente, ganó el primero de sus seis coronas del Abierto de Estados Unidos, una era en la que McNally ni siquiera había nacido.

Publicidad