Murray arrolla a Mónaco en Río

Andy Murray aplasta a Juan Mónaco por 6-3 y 6-1, para situarse en los octavos de final

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

RÍO DE JANEIRO, Brasil. Ago. 9, 2016.- El vigente campeón olímpico, el británico Andy Murray, segundo favorito, arrolló este martes al argentino Juan Mónaco (6-3 y 6-1), para situarse en los octavos de final del cuadro masculino de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Mónaco, actualmente situado en el puesto 107 del ranking, no tuvo opción alguna ante el gran favorito de la competición tras la eliminación de Novak Djokovic.

El británico solventó el partido en 68 minutos. Ganador en Londres, el Masters 1000 de Roma y Wimbledon, está pletórico y cómodo en una superficie que testifica su superioridad.

Mónaco, que contaba con el aliciente de haber doblegado a su rival en dos de los cinco enfrentamientos previos aunque el último en el 2014 fue para el escocés, asumió resignado su inferioridad y el adiós a sus terceros Juegos.

El argentino deja Río sin haber sido capaz de superar la segunda ronda olímpica. Fue a donde llegó en Londres 2012. En Pekín cayó en el primer partido.

Andy Murray se enfrentará en octavos de final al ganador del partido entre el francés Benoit Paire y el italiano Fabio Fognini.

Rafael Nadal salió al rescate del tenis español como único superviviente en el torneo individual en una jornada marcada por la despedida precipitada de aspirantes y por la determinación del británico Andy Murray, erigido en el máximo candidato al oro tras la eliminación de Novak Djokovic.   

David Ferrer se quedó en el camino ante el ruso Evgeny Donskoy. Y Carla Suárez desapareció del torneo femenino después de ceder ante la estadounidense Madison Keys. Pero lo llamativo fue el adiós de Garbiñe Muguruza, sonrojada por la portorriqueña Mónica Puig. El resto de jugadores con expectativas mantuvo el tipo en el Centro Olímpico de Tenis.

Nadal sigue a lo suyo. Ganó con solvencia al italiano Andreas Seppi (6-3 y 6-3) y ya está en octavos. Roberto Bautista, que hizo los deberes el lunes, es el único paisano que le acompaña en el torneo de 'singles'. Rafael Nadal, centrado y motivado, ilusionado por su retorno a la competición, se aferra a la pista.

No hace cálculos el balear, que se centra en alimentar su andadura hasta donde pueda. Es bastante para él después del calvario de los últimos dos meses.

Ante Seppi fue sólido. Con eso le bastó para cumplir en dos mangas y dar un paso adelante para citarse con el francés Gilles Simon, que tumbó al japonés Yuichi Sugita.  

"Para mí ya es un premio estar aquí. Hace dos semanas no sabía si iba a poder disputar los Juegos. Disfruto cada momento. Nada más", dijo Nadal tras el triunfo.

David Ferrer dejó escapar un partido que tenía encarrilado. Con un set a favor y 3-1 en el segundo de su lado. Fue un cambio de inflexión, un cambio brusco en toda regla la rotura que consiguió Donskoy en ese momento. Ferrer se deshizo aunque dispuso de dos puntos de partido que no aprovechó (3-6, 7-6(1) y 7-5).

"Le he dejado meterse en el partido", asumió Ferrer, que no pudo igualar su mejor registro olímpico, los octavos de final, de Londres 2012. No quiso justificaciones el español a pesar de padecer molestias en el pie derecho. Donskoy se medirá al estadounidense Steve Johnson, que batió al portugués Gastao Elias.

El belga David Goffin también cumplió con las expectativas a costa del israelí Dudi Sela (6-3 y 6-3).

Garbiñe Muguruza salió malparada ante el entusiasmo de Monica Puig. La ganadora de Roland Garros fue una caricatura en la pista ante la portorriqueña, que venció por un doble 6-1 en menos de una hora.

La tenista caraqueña perdió una ocasión pintiparada de introducirse entre las ocho mejores, en el penúltimo escalón hacia las medallas, y con un cuadro alentador.

"Monica Puig ha jugado increíble. Nunca la había visto así, a este nivel. Pero sobre todo no he estado yo a mi nivel ni he sido capaz de enderezar un partido en el que no he estado cómoda", asumió Garbiñe.

Puig se enfrentará a la alemana Laura Siegemund, que batió a la belga Kirsten Flipkens por 6-4 y 6-3.

Previamente, la estadounidense Madison Keys, séptima favorita, acabó con el sueño olímpico de la española Carla Suárez, a la que batió por 6-3, 3-6 y 6-3. La española, que mantuvo el tipo hasta el final, fue incapaz de prolongar la mejoría que mostró en el segundo set, que ganó para igualar el partido.

"He hecho todo lo posible pero se necesita algo más para superar a una rival que está haciendo una gran temporada. He perdido por detalles. Pero sobre todo necesitaba sacar mejor", asumió Carla Suárez, que no pudo superar los octavos de final, su mejor registro olímpico.

Keys buscará las semifinales frente a la rusa Daria Kasarkina, que batió a la italiana Sara Errani (7-5 y 6-2).

La checa Petra Kvitova, undécima favorita, cumplió con su condición de candidata y se apuntó un duelo apretado frente la rusa Ekaterina Makarova (4-6, 6-4 y 6-4).