Geo González | Margaret Court, histórica en el tenis, polémica fuera del deporte

¿Usted está de acuerdo en que los estadios lleven nombres de homofóbicos, golpeadores, violadores, dopados o tramposos?

logo

Nadie en la historia del tenis (hombre y/o mujeres) ha ganado más torneos de Grand Slam que la australiana Margaret Court (24). La única que se acerca es Serena Williams (23). Justo es hablar de quién es la llamada mejor atleta de la historia del deporte australiano, quien en su época rivalizó con Billie Jean King y ahora polemiza con muchos tenistas y gente.

Primer Set
Margaret Jean Court nació un 16 de julio de 1942 en Albury, Australia. Fue una rebelde activa y de una gran fortaleza física a quien el tenis le fascinó y a quien buenos maestros le pulieron una técnica que dignificó el juego a su máxima expresión.

Con 17 años conquistó el Australian Open ganándolo diez veces más. No hay en la historia del tenis femenil alguien con tantos triunfos en de Grand Slam como ella: 62 combinando singles, dobles y mixtos

Poseedora de gran atleticidad y una obsesión por la disciplina y el trabajo físico, con eso además de ser dominante evitaba lesiones. Perfeccionó el saque y volea el juego agresivo y su alcance en la red la convertían en la tenista a vencer.

Dominó los años sesenta, se retiró para casarse en 1967 y regresó un año después. En 1970 se convirtió en la primera mujer en la era abierta en ganar los 4 Grands Slams en un mismo año incluida una final histórica y reñida contra Billie Jean King en Wimbledon, con quien tuvo una rivalidad tenística e ideológica.

Margaret no solo era inflexible en su juego y disciplina, también en sus creencias y posturas. En su época apoyó el apartheid de Sudáfrica. Tampoco apoyó de lleno el movimiento del tenis femenil. Ella era la número uno del mundo y Billie Jean era la más influyente en el tenis femenil.

Segundo set
Margaret Court no firmó aquel primer contrato por un dólar que encabezaba Billie y que fundó lo que hoy conocemos con la WTA, pero disfrutó de sus beneficios. Aunque se resistía a ser parte del movimiento, irónicamente ella fue pieza clave para que la “Guerra de los sexos” entre Bobby Riggs y Billie Jean King se llevara a cabo y con ello el despegue y parteagüas más importante en la historia del deporte profesional femenil.

Billy Jean consideraba a Bobby Riggs un oportunista, chovinista y sexista que buscaba fama y dinero menospreciando al tenis femenil. Bobby era protagónico retándola a un juego; Billy lo rechazó varias veces.

Bobby retó entonces a Margaret Court por una cantidad que ni remótamente ganaba una tenista en varios años de triunfos. Margaret aceptó. Fue un 13 de mayo del 1973, el Día de las Madres, ante seis mil personas en California, que fueron testigos de lo que después se llamó, “La masacre del día de las madres”.

Bobby Riggs con un juego de toque y dejaditas paseó y descontroló a Margaret para vencerla 6-2 y 6-1. El hecho era humillante para la uno del mundo, pero también para el tenis femenil. Billy Jean aceptó entonces el reto de Bobby Riggs y lo venció en la llamada “Batalla de los sexos” en el Astrodome de Houston. Fue un hecho que no solo vengó a Margaret sino reivindicó al tenis y al deporte femenil.

Tercer set
Margaret se retiró para tener a su primer hijo y volvió para ganar 3 Grand Slams, después se retiró para el segundo y el tercero, siendo cada vez mas difícil ser competitiva y compaginar su vida. En vísperas del cuarto hijo se retiró para dedicarse a ser ministra cristiana en Perth, Australia. El estadio del Australian Open lleva su nombre. Margaret Court se había convertido en leyenda, pero al mismo tiempo en una mujer polémica.

¿Muerte súbita?
En 2012 las declaraciones homofóbicas en contra del tenis femenil, en contra de los derechos de la comunidad gay, nombrándolos “obra del diablo” y comparándolo con propagandas del nazismo, así como su activismo en contra de la comunidad LGBT la han situado en medio de un huracán. Billie Jean King, que ha luchado por todo lo opuesto, Martina Navratilova Andy Murray, John McEnroe, quien pidió a Serena Williams ganar dos torneos de Grand Slam más para dejarla ya en el pasado, la rechazan, así como miles de personas en Australia que han pedido se retire su nombre al estadio. Incluso, algunas jugadoras amenazaron con no jugar en esa cancha si no se quita su nombre.

El comité del Australian Open condenó las declaraciones de Margaret Court, pero no cambiará el nombre del estadio ya que considera que el reconocimiento es por una carrera tenística que dio mucho al tenis mundial.

Cierto es también que Margaret Court ha tenido la posibilidad de unirse al cambio y avance cultural que enfrenta el mundo y el deporte incluido y no solo no lo ha hecho, insiste en un discurso ofensivo, estereotipado, descalificador que con el tiempo es rechazado cada vez más.

Ojo de Halcón
Entramos aquí a una revisión obligada, ¿debe separarse al o la atleta del ser humano para reconocer su excelencia? Recordemos que el deporte es una de las actividades estrechamente vinculadas al fomento y desarrollo de valores, por ello es importante que quien triunfa en el también respete y ejemplifique esos valores.

Surgen figuras como la de Maradona, Kobe Bryan, Cristiano Ronaldo, Tonja Harding, Amstrong, Marion Jones, O.J. Simpson, Mike Tyson, etc que tienen severas manchas en sus carreras fuera y dentro del deporte. Todos ellos con delitos graves a la sociedad o al deporte. La postura ideológica de Margaret Court aun no es considerada un delito, pero la discriminación en la que incurre sí va en contra de los valores del deporte.

¿Usted está de acuerdo en que los estadios lleven nombres de homofóbicos, golpeadores, violadores, dopados, tramposos?