Alexander Zverev se mete a la final de US Open

Venció a Pablo Carreño y alcanza su primera final de Grand Slam.

TUDN Y EFE
logo

Alexander Zverev derrotó al español Pablo Carreño para meterse a la final del US Open y lograr por primera vez en su carrera, alcanzar esta instancia dentro de un torneo de Grand Slam.

Zverev tuvo que remontar un marcador adverso para alargar un partido que se fue a tres horas y 22 minutos, pero que se adjudicó por parciales de 3-6, 2-6, 6-3, 6-4 y 6-3.

Su rival será el austríaco Dominic Thiem quien en sus enfrentamientos lleva ventaja de haberle ganado 7 partidos por dos que el alemán ha podido vencerle.

Además, esta final será la cuarta vez que se enfrentan en un Grand Slam.
La última vez que se encontraron en la cancha fue en el Australian Open de 2020 en semifinales y Dominic Thiem se llevó la victoria por 3-6, 6-4, 7-6 y 7-6.

Esta es la segunda final de Grand Slam para Thiem y buscará su primer título de uno de los cuatro torneos mayores en el tenis, por lo que será una final inédita.

Carreño, semifinalista de este torneo en 2017, llegó a dominar con dos sets de ventaja pero luego su saque le traicionó y su cadera derecha le impidió acabar el encuentro en plenitud.

El alemán había logrado las semifinales este año en el Abierto de Australia, y esta vez, sin Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer en estas fases finales, tenía la gran oportunidad de su vida de colocar su nombre entre los grandes favoritos y acabar por fin con su leyenda de jugador incapaz de ganar un grande.

Después de ceder los dos primeros sets, y cometer 36 errores no forzados en esos dos parciales, por solo 12 del español, en el tercero Zverev inició una gran reacción.

Con John McEnroe en las gradas, Alexander llegó a colocarse con ventaja, por primera vez en el partido 3-1, y luego 4-2, para llevarse ese parcial gracias a tres roturas, y a que solo cometió tres errores no forzados.

Tocado en la cadera izquierda, Carreño recibió tratamiento en la pista y al volver ya no tenía la fuerza ni la constancia de los dos primeros parciales.

Zverev cometío tan solo 15 errores no forzados entre el tercer y cuarto set y con su saque sólo cedía dos o tres puntos, como mucho y con eso marcaba ahora la diferencia.

Una rotura en el primer juego del último set del alemán decidió ya la contienda.

Su derecha y revés mandaban con soltura, mientras que Carreño, que antes de ceder salvó una bola de partido, veía como su gran oportunidad se desvanecía.