Romelu Lukaku luchó contra el hambre hasta su llegada al Anderlecht

El niño prodigio que llegó al Chelsea con 18 años, vivió años de pobreza.

SAMUEL REYES
logo

Romelu Lukaku hoy es conocido como uno de los futbolistas belgas más reconocidos y como el mejor pagado del Inter de Milan en la Serie A, contrasta con sus años de niñez y adolescencia donde sufrió hambre con sus hermano.

En un Festival del deporte que organizó la Gazzetta dello Sport habló sobre las dificultades por las que pasó su familia y de los esfuerzos que hicieron para que su hermano Jordan y él tuvieran qué comer.

"Cuando mi padre paró de jugar, yo tenía seis años y en mi familia ya no teníamos dinero”, dijo Romelu.

“Mi madre tenía diabetes, pero tuvo que seguir trabajando. Hasta mis 16 años no fue fácil. Por la noche mis padres no cenaban para dejarnos comida”.

El Anderlecht lo acogió en su cantera y fue parte del primer equipo con 16 años de edad antes de que su vida diera un gran salto para llegar a la Premier League con 18 años de edad para ser parte del Chelsea.

"Mis ganas de afirmarme se originaron en mi juventud, quiero premiar los sacrificios de mi madre", destacó el jugador.

Enamorado del juego de pelota, el joven seguía creciendo soñando en jugar con el balón, "yo solo pensaba en el fútbol, me despertaba y pensaba en convertirme en un futbolista de élite”, cuenta el belga.

“Me iba al colegio y luego al entrenamiento, nada más. Cuando no estaba en casa, lo único que hacía era jugar con el balón".

Romelu Lukaku fue parte del Lierse juvenil y del RSCA antes de llegar al Anderlecht en Bélgica, luego llegó a la Premier League con el Chelsea en 2011 para estar un par de temporadas y llegar al West Brom a préstamo y regresar con los Blues y luego fue al Everton, primero a préstamo y luego en transferencia en el 2014.

Para el 2018 se convirtió en jugador del Manchester United antes de que fuera traspasado al Inter de Milán en 2019 donde es el mejor pagado del equipo.

Romelu Lukaku es oficialmente anunciado con el Inter de Milán