Lazio rechaza actos racistas contra Mario Balotelli

El delantero del Brescia tuvo que soportar los cánticos xenófobos este domingo

logo

Mario Balotelli, delantero del Brescia, selló este domingo un particular récord en el fútbol italiano, al ser el primer jugador capaz de marcar el primer gol de dos décadas distintas en la Serie A (2010 y 2020), en un partido contra la Lazio en el que, por otro lado, fue víctima de un nuevo caso de cánticos racistas.

Balotelli desbloqueó el marcador del Brescia-Lazio con un golazo, a los 18 minutos de juego, y fue el primer goleador de los años 20 de 2000, después de que también lo hiciera el 6 de enero de 2010 en un Chievo-Inter que abría esa década en el fútbol italiano.

Mario Balotelli, víctima nuevamente de racismo en Italia

El delantero italiano, de 29 años, adelantó al Brescia en el estadio Rigamonti, pero su equipo no logró mantener la ventaja y fue remontado por dos goles de Ciro Immobile, el último de los cuales llegado en el tiempo añadido.

Además de la derrota, el partido de Balotelli fue amargado por unos repetidos cánticos racistas e insultantes entonados por una parte de la afición del Lazio ubicada en el sector visitante del estadio de Brescia.

Publicidad

Los primeros insultos racistas se oyeron a los ocho minutos de partido y siguieron hasta la media hora, cuando Balotelli los señaló al árbitro. El encuentro fue interrumpido durante algunos minutos y la megafonía del estadio realizó un anuncio contra los cánticos racistas.

La afición local reaccionó con un largo aplauso y cánticos de apoyo a Balotelli, que ya había sido víctima de racismo hace algunas semanas en la visita del Brescia al Hellas Verona en el estadio Bentegodi. También el técnico del Lazio, Simone Inzaghi, intervino para pedir a la hinchada romana que parara de insultar al rival.

Además, el club ofreció su rechazo por estos acto en un comunicado: “Como siempre lo hemos hecho en el pasado, SS Lazio se disocia de la manera más exhaustiva de los comportamientos discriminatorios implementados por una minoría muy pequeña de fanáticos durante el partido con Brescia.

El club reitera una vez más la condena de estos delitos injustos y confirma su intención de enjuiciar a aquellos que realmente traicionan su pasión deportiva causando una grave lesión a la imagen del club y el equipo de Biancoceleste”.

Publicidad