Iván Kasanzew | Estados Unidos, sin Pulisic, pero con Berhalter

La selección está en etapa de reconstrucción, pero ahora ha caído más en decepción.

logo

Más allá de lo que pase con Estados Unidos en las próximas dos jornadas de la Nations League, Gregg Berthalter seguirá al mando del equipo estadoundiense.

La chamba de Berthalter no está en juego en los partidos ante Canadá y Cuba, aseguró Eernie Stewart, Director Deportivo de US SOCCER. Un espaldarazo que no tiene fundamentos, al menos no en cuanto a los resultados deportivos.

Publicidad

Uno hubiera pensado que la última derrota en Canadá pondría en jaque a Berthalter y su cuerpo técnico, pero hasta el momento el apoyo es incondicional, como si no importara que Team USA fuese eliminado del torneo de CONCACAF.

Si bien Estados Unidos está en proceso de reconstrucción, la reconstrucción hoy se ha convertido en decepción, siendo la primera de la era Berthalter la derrota ante México en la final de la última Copa Oro.

Publicidad

Team USA es un equipo que aún no ha encontrado un estilo definido de juego. Hay talento, muchos jóvenes con gran potencial, pero muy pocos jugadores de experiencia que tengan nivel de selección. En esta nueva generación se encuentran Christian Pulisic, Weston McKennie, Tyler Adams, Josh Sargent, pero aún no tienen el millaje para sostener un proyecto. No ahora, pero posiblemente en un par de años.

Pulisic, quien será baja ante canadienses y cubanos por una lesión en la cadera, se encuentra bajo extrema presión por parte de su club, Chelsea, y también de los Estados Unidos ya que todos lo señalan como el sucesor de Landon Donovan.

Pulisic es el mejor futbolista que haya surgido desde Donovan, pero no estoy seguro de que tenga la gran personalidad del 'California Boy'. Habrá que esperar, pero el tiempo no es el mejor aliado del equipo estadounidense.

Curiosamente hoy Estados Unidos depende cada vez mas de esta versión light de Pulisic y cada vez menos de lo que pueda ofrecer Gregg Berthalter desde la banca.

Publicidad

La falta de futbolistas de jerarquía y de líderes naturales hace que uno piense en el eterno Michael Bradley, mediocampista de 32 años que ni siquiera está en la convocatoria. USMNT tiene otro problema y es arriba. No hay un goleador y ni Zardes, ni Sargent, ni Morris, se ha ganado el puesto que alguna vez dominó Jozy Altidore.

Estados Unidos viene del fracaso de no clasificar al Mundial de Rusia 2018 y definitivamente no hay motivos para mantener la calma con Berthalter. Es el momento de evaluar al entrenador rigurosamente y de tomar la decisión correcta antes de que sea demasiado tarde.