Futbol Retro | Rayados se salvó en la mesa de una humillación ante Tigres

El brasileño anotó en un Rayados vs. Tigres que después sería anulado por su registro indebido.

logo

Rayados vivió uno de los episodios más vergonzosos de su historia ante Tigres en el Verano 2000 después de que los felinos los golearan 6-3 a domicilio pero, a final de cuentas, el Monterrey se salvó en la mesa de lo ocurrido en la cancha.

Un Clásico Regio atípico, raro y desde luego, solo anecdótico ya que fue borrado de cualquier registro debido a que el brasileño Osmar Donizete fue registrado de forma ilegal en la Liga MX al usarse una firma falsa. Por consiguiente, los primeros duelos del sudamericano con los felinos fueron anulados por alineación indebida.

De hecho, Donizete contribuyó con el segundo tanto de ese duelo celebrado en el ya extinto Estadio Tecnológico, entonces casa de los Rayados. Instantes antes, Ramón Ramírez abrió el marcador en el terruño del acérrimo rival.

Futbol Retro | El gol “maldito” de Donizete en un Clásico Regio

Nada, pero absolutamente nada le salió a los Rayados en aquella tarde de Jornada 7 ya que Rivarola metió el balón en su propia meta y a los 36', la goleada era oficial.

Publicidad

Si hay algo qué lamentar de la "inexistencia" de ese partido fue el gol de Claudio Núñez. El histórico "Diablo" firmó una parábola exquisita a los 54' que dejó casi sin reacción al portero Ricardo Mar´tínez para el 0-4. Ya con ese marcador, por fin Monterrey reaccionó.

Futbol Retro | ¡Qué lástima! Golazo en un Clásico que nunca “existió”

Claudio Da Silva empezó lo que parecía una remontada fúrica a los 61', que David Oteo secundó y que el propio 'Claudinho' remató para acercar a la "Pandilla" a solamente un tanto de distancia a los 76'. Pero segundos después, la escuadra entonces dirigida por Benito Floro se derrumbó como el mismísimo Estadio Tecnológico años después con la anotación de José Antonio Noriega y Javier Saavedra puso, ya en la compensación, el último golpe de rencor de Tigres.

El resto, es historia. Al descubrirse la firma falsa, la FMF optó por dar los puntos a los rivales de los felinos por alineación indebida; no obstante, los equipos perjudicados no quisieron ganar los puntos en la mesa y se resolvió volver a jugar los encuentros. El Clásico Regio, ya sin Donizete, culminó 0-0 para ir directamente a la estadísticas, pero el 3-6 quedará solo atesorado en la afición universitaria.