Futbol Retro | El día que Ochoa brilló más que Brasil en su Mundial

El arquero mexicano se lució en el empate a cero entre la Canarinha y el Tri, en el 2014.

logo

Aquella tarde fue un idilio del arquero mexicano Guillermo Ochoa, que hizo vibrar a todo el mundo con sendas atajadas que cerraron la cortina a Neymar y compañía, de tal forma que México salió con el empate a cero de Maracaná en el Mundial de 2014 en tierras amazonicas.

Un duelo que de principio a fin fue tenso, pero cada llegada peligrosa con remates que parecían goles inminentes, encontraban el vuelo de Paco Memo y desviadas salvadoras. El Tri salió valiente, con un Gallo Vázquez que le fue a pegar a Neymar en la primera jugada para hacerse sentir.

Una tras otra fue la película de llegadas brasileñas que no fructificaron, mientras los verdes tuvieron con Raúl Jiménez una de las importantes que no pudo terminar en gol, si no, qué locura habría sido Maracaná.

Un punto de oro se llevó la selección mexicana, que con cuatro sumados obtuvo la clasificación días después con triunfo contundente 3-1 sobre Croacia y el pase a una segunda ronda en la que Holanda los eliminó del Mundial en el último minuto.

Publicidad