Norwich City cumple el último deseo de Barry Graves

Dejó 100 libras en sus testamento para que su equipo bebiera cerveza en su honor.

logo

Un momento épico que llenó de ternura a la Premier League fue el que protagonizó el Norwich City con un fan que falleció el 28 de diciembre y dejó en su testamento dinero para que los jugadores pudieran beber en su honor. Barry Graves.

“Dijo específicamente que las 100 Libras eran para agradecerles por el entretenimiento, los buenos y los malos momentos. Y creo que este año pasado ha sido muy bueno, ya sabes, la alegría del ascenso y ahora, el tipo de pelea por la Premier League y la supervivencia”.

Los jugadores cumplieron. Se vistieron de negro para guardar luto por la partida de su aficionado, mientras brindaban en honor a Barry Graves.

Publicidad

Desde pequeño le inculcaron el amor profundo por el Norwich y lo pasó de generación en generación. Enseñó a su familia a nunca perderse un partido en Carrow Road, tradición que mantienen. El 1 de enero fueron al duelo ante Crystal Palace para honrar ese legado.

La gran época del conjunto Canarie fue en 1992-1993 con el inicio de la Premier League. En esa temporada Norwich fue tercer lugar, de la mano del galés Mike Walker y su goleador Robins. Dos temporadas después descendió.

Publicidad

El señor Graves dejó un gran legado como aficionado y el club lo reconoce como tal. Le dieron la alegría del ascenso y no podrá ser testigo del resto de la temporada, pero si logran salvarse, seguro será un triunfo dedicado a Barry.