Liverpool venció al United y sigue invicto en la Premier League

El equipo de Jürgen Klopp lleva más de un año sin caer en el torneo local.

logo

El Liverpool venció 2-0 al Manchester United y sigue avanzando con paso firma hacia el título de la Premier League.

Con un gol de Virgil van Dijk y otro de Mohamed Salah, el conjunto de Jürgen Klopp, que lidera el campeonato británico con un margen histórico (16 puntos) sobre su escolta , el Manchester City, superó a los Red Devils y ahora, tras este triunfo, el club de Anfield prolonga su invicto en la liga de más de un año.

Desde el comienzo del partido los locales salieron en busca del resultado y presionaban en el campo de un United que lucha por ingresar a la Champions League. Los pupilos de Ole Gunnar Solskjær sorprendieron pues no se metieron atrás y luchaban por trabar las bandas, algo que ya les funcionó, pues es el único equipo que le ha sacado un punto al Liverpool en la presente Premier.

Publicidad

Pero al minuto 14 todo cambió. Tras un tiro de esquina servido de forma perfecta por Trent Alexander-Arnold, Van Dijk aprovechó un error de marcaje de la defensa del United y le dio la ventaja al Liverpool con un gran remate de cabeza, una de sus especialidades

Tras el tanto, el conjunto de Anfield se adueñó del choque y, en dos ocasiones, el VAR anuló dos tantos, uno a Roberto Firminho, por falta previa de Van Dijk a David de Gea, y otro de Georginio Wijnaldum por fuera del lugar.

En la segunda parte, los de Klopp na bajaron la intensidad y buscaron de entrada un segundo tanto que no cayó de milagro, ya que Mohamed Salah y Sadio Mané contaron con dos opciones muy claras que no lograron definir.

Publicidad

Aunque no creaba peligro, el United se acopló mejor tras los primeros 15 minutos del segundo tiempo y, cómo podía, evitaba que el Liverpool marcara una segunda anotación.

A falta de 14 minutos, Solskjær dio entrada a Juan Mata y Mason Greenwood, pero, salvo una pelota parada, el peligro en el arco de Alisson Becker fue casi nulo.

Por si fuera poco, en la última jugada del partido y con los visitantes volcados tratando de conseguir el empate, un saque de Allison encontró solo a Salah, quien definió con categoría ante un De Gea totalmente desprotegido.

Así las cosas, el Liverpool, que no recibe un gol en contra desde que los Rayados de Monterrey le marcaron en el Mundial de Clubes, sumaron su victoria número 21 sobre 22 compromisos disputados (el otro fue empate, justamente ante el Manchester United), y solo una catástrofe evitará que los de Klopp logren el campeonato.