Frank Lampard deseaba enfrentar a Wolverhampton con Raúl Jiménez

El DT del Chelsea recuerda caso de Peter Cech y llama al mexicano un jugador 'de primer nivel'.

DIEGO BENAVIDES
logo

Frank Lampard, director técnico del Chelsea, se pronunció al respecto con la mira puesta en el juego de este martes ante el Wolverhampton y declaró que habría deseado enfrentarse por tercera vez ante Raúl Jiménez en la delantera de su adversario, pese a ser consciente de su peligrosidad.

"Prefiero jugar contra los Wolves con un Jiménez en forma y saludable, a pesar de que es un jugador de primer nivel", declaró el británico.

Desde que Jiménez juega en la Premier League ha disputado cuatro juegos ante los Blues donde el mexicano ha marcado dos goles, pero en dichos juegos Lampard no era el técnico y, curiosamente, cuando el inglés estaba en el banquillo no ha sufrido la dosis goleadora del azteca.

¡Alucinante! Dedican manta a Raúl Jiménez en el Molineux Stadium

El DT prefiere evitar ver las imágenes de la lesión por un suceso que le tocó vivir hace 14 años y entiende lo que atraviesa su rival de esta noche en Europa.

"Obviamente, echan de menos a un jugador muy bueno al mismo tiempo, así que es una situación difícil, una que no me gusta ver, ya sea nuestro equipo como lo era con Petr en el pasado, o un oponente que se acerca", sentenció el exfutbolista.

Frank entiende la lesión de Raúl Jiménez, pues le tocó vivir muy de cerca la experiencia de Peter Cech, quien sufrió una fractura de cráneo similar al mexicano en 2006, pues entiende que el grupo puede estar mermado, aunque confía en el regreso de Raúl para motivar a los Wolves.

“Compañeros de equipo, amigos dentro de eso, te preocupas por los jugadores con lesiones. Es muy difícil cuando estás lesionado, y mucho menos cuando esa lesión podría ser un poco más amenazante para tu salud que el tipo de lesión estándar, así que estoy seguro de que los hará más fuertes", expresó Lampard.

Chelsea busca meterse en posiciones de Champions y tiene marca de tres triunfos en los últimos cinco juegos, mientras el Wolverhampton tiene una marca opuesta con tres descalabros en la misma cantidad de cotejos.