Previo: Gallos y Xolos, a recuperar buenas costumbres

Querétaro necesita volver a probar la victoria para regresar a zona de Liguilla al recibir a un Tijuana que también ha olvidado ese sabor en sus últimos 4 juegos en la Liga MX

RODRIGO MENDOZA
logo

Se acerca el final del Clausura 2017 y dos equipos en mala racha buscan salir de ella para asegurar un lugar en la Liguilla. Y es Querétaro el más necesitado pues Tijuana ocupa una mejor posición en la tabla.De cualquier forma, el mal momento de alguno debe llegar a su fin cuando se pague la jornada 10 del torneo, pospuesta hace un mes por el paro arbitral.Gallos y Xolos no pueden darse el lujo de dejar más unidades en el camino: los queretanos las necesitan y los fronterizos no pueden despreciarlas.QuerétaroEl equipo de Jaime Lozano ocupa el sitio 11 de la clasificación con 15 puntos. Solo está a tres unidades del octavo lugar, el último que tiene boleto a la Liguilla.Su mala racha se resume a tres puntos ganados de los últimos 12 disputados, con cinco goles anotados y nueve recibidos. Ese slump lo ha relegado de los sitios de privilegio pero tiene la oportunidad de regresar a ellos con una victoria el próximo miércoles.Acaba de perder como local 1-4 ante Atlas, y la revancha le llegará cuatro días después al disputarse la jornada pendiente por la huelga arbitral.TijuanaEl cuadro de Miguel Herrera suma cuatro fechas sin triunfo, y del liderato que llegó a ostentar en algún momento ha descendido hasta el cuarto sitio. Con lo peleado que están los boletos a la Liguilla un mal resultado podría incluso sacarlo de la zona cuando cumpla su partido pendiente de la jornada 10.Los Xolos no ganan desde el pasado 24 de febrero, un 2-0 al Monterrey en su estadio. Aunque tampoco pierden como visitante desde la fecha 1 cuando sucumbieron ante Morelia.ExpectativaEl margen de error se acaba para ambos, así que alguna mala racha debe concluir. Querétaro es favorito por estar en casa, aunque el equipo fronterizo no lo hace nada mal cuando visita (dos victorias, dos empates y una derrota).