El Clásico inglés fue Red Devil

Manchester United vence 2-1 al Liverpool en el Clásico de Inglaterra y se afianza como sublíder de la Premier League

AGENCIA
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Consulta la ficha técnica del partido AQUÍ Consulta la tabla de la Liga de Inglaterra AQUÍ Consulta el calendario de la Liga de Inglaterra AQUÍ Un tempranero doblete de Marcus Rashford frenó en seco al Liverpool en Old Trafford (2-1) y dio al Manchester United un vital triunfo que lo asienta en la segunda posición de la Premier League.En su primer partido de titular en lo que llevamos de 2018, Rashford respondió a la confianza de José Mourinho con los dos goles (m.14 y m.24) con los que los Diablos Rojos doblegaron a los Reds para ampliar la ventaja entre ambos en la tabla a cinco puntos: 65 tienen los de Manchester por 60 los de Liverpool.El equipo de Jürgen Klopp, desconectado en los primeros 45 minutos, dio, eso sí, la cara en la segunda parte, en la que presentó batalla, merodeó las inmediaciones de la portería de David de Gea e, incluso, recortó diferencias merced a un tanto en propia portería de Eric Bailly.No tardaron los de casa en estrenar el luminoso, ya que poco antes del primer cuarto de hora, Rashford recogió en la esquina del área un balón largo de De Gea peinado por Lukaku, dejó sentado a Alexander-Arnold con un preciso tacón y, de primera, sacó un derechazo al poste contrario de Karius.El duelo se le puso todavía más de cara al United diez minutos después gracias a un tanto prácticamente calcado: tras otro balón largo y un rechazo de Van Dijk desde el suelo, la redonda le quedó a Rashford, que remató y batió al portero por el mismo lado que en su primer gol.El español Mata tuvo en sus botas dejar el choque visto para sentencia antes incluso del descanso, pero su fotográfica volea/chilena desde dentro del área se fue fuera por poco.La segunda parte fue otra historia, con el Liverpool al ataque buscando recortar diferencias y el United encerrado sin salir de su campo.Consiguió descontar el equipo de Klopp con la inestimable colaboración de Bailly en el minuto 66, al introducir el marfileño en su propia portería un centro lateral desde la izquierda de Mané.En los seis minutos adicionales que dio el árbitro, los Reds estuvieron cerca de conseguir la soñada igualada, pero ni Salah primero ni Mané después consiguieron batir a De Gea.Con esta victoria, la tercera al hilo en la Premier League, el United se asienta en la segunda posición de la tabla y manda un aviso al Sevilla antes del trascendental partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones en Old Trafford.