Previo: Real Madrid, a sanar las heridas en la Liga

Luego de ser eliminado en la Champions League, Real Madrid espera recuperar la confianza en la Liga Española con un triunfo ante el Valladolid

REDACCIÓN
logo

Cinco años después el Real Madrid regresa a Zorrilla, inmerso en una crisis de resultados que le ha provocado verse sin opciones en las tres competiciones a inicios de marzo, obligado a levantarse ante un Real Valladolid que tras cinco jornadas sin vencer ve acercarse la zona de descenso.El desplome inesperado del Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu, con la doble derrota ante el Barcelona en Copa del Rey y La Liga más la goleada encajada ante el Ajax en la Liga de Campeones, impulsó lo que se veía venir desde el inicio de curso.El Real Madrid alejado de la pelea por el título y con la obligación de no relajarse para no ver peligrar puesto de Liga de Campeones en la clasificación. Un momento en el que Santiago Solari en la cuerda floja y con la opción de ser destituido el lunes, apela al orgullo de jugadores y señala a algunos que dijo no han estado a la altura del escudo.El cuadro blanco llega a Pucela sin Dani Carvajal, Marcos Llorente, Gareth Bale, Vinicius Junior y Lucas Vázquez, lesionados, más previsiblemente Mariano que no completó la última sesión. Tampoco podrá jugar Sergio Ramos pese a que quiere ejercer de capitán en plena crisis y formará parte de la expedición.Solari se ve obligado a tirar de jugadores con los que apenas ha contado a la hora de la verdad, en la que tiró de los mismos doce de campo y pagaron la fatiga. Aparecerá en defensa Álvaro Odriozola y posiblemente Marcelo. En un ataque repleto de bajas la solución será Marco Asensio y si no cuenta con Isco, el técnico argentino tendrá que retocar su habitual dibujo para pasar a un 4-4-2 con la entrada de Dani Ceballos en el centro del campo.Mientras, el Real Valladolid también en una situación irregular y con las bajas de Borja, Luismi, Toni Villa y Steven Plaza. Aunque la motivación de enfrentarse a un rival de tanto nivel hará que el resto de la plantilla salga a dar el máximo para buscar una sorpresa.El objetivo del Real Valladolid es "reencontrarse con su juego". Insistiendo en la concentración y el repliegue defensivo que impida brillar al rival antes de buscar jugadas de ataque fluidas, los de Sergio buscarán un triunfo que se les resiste desde el 27 de enero.Fue el único en once jornadas, con una racha de cuatro derrotas en las cinco últimas (1 punto de 15), que le dejan a tiro de puestos de descenso.