Moreno y la Real, sacudidos en el Sánchez Pizjuán

La Real Sociedad la pasa mal en el Sánchez Pizjuán y el Sevilla golea 5-2 a los vascos; Héctor Moreno juega todo el partido

REDACCIÓN
logo

La Real Sociedad vivió una auténtica pesadilla este domingo en el Estadio Sánchez Pizjuán. El Sevilla tuvo una jornada de inspiración, sobre todo por Wissam Ben Yedder, quien desdibujó por completo a la defensa visitante para golear por 5-2 dentro de la Jornada 27 del torneo.El defensa mexicano Héctor Moreno jugó todo el partido, aunque no pudo evitar el escandaloso marcador por parte de un Sevilla que pareció guardarse todos los goles que tenía para este partido.De entrada se encontraron ambos equipos con que rivales metidos en la pelea europea, como el Betis y el Valencia, se habían impuesto a domicilio en esta jornada, lo que en el caso del Sevilla lo superaban provisionalmente en la tabla y a la Real le impedía ya acceder esta semana a los puestos continentales.El paso de los minutos no hizo más que confirmar que el Sevilla no está bien y que le falta confianza, lo que notó la Real Sociedad para controlar la situación, pese a que fue Ben Yedder el que gozó para los locales de la primera oportunidad del partido para marcar.Marcó entonces Pablo Sarabia, de cabeza, su noveno gol en la Liga tras una buena acción del holandés Quincy Promes, pero la reacción adversaria no tardó ni tres minutos y Mikel Oyarzabal estableció un nuevo empate con su también noveno tanto en este torneo.Salió el Sevilla con ganas en el arranque de la segunda mitad y Ben Yedder tuvo una muy clara, que desbarató Raúl Navas bajo palos, seguida de otra del central argentino Gabriel Mercado a la que respondió Rulli, pero a la tercera, casi seguida, fue el francotunecino el que encontró puerta para poner el 2-1 a los tres minutos de la reanudación.Fueron los mejores minutos del conjunto de Machín, que buscó con ganas e intensidad su tercer tanto ante un adversario perdido y sin saber cómo capear el temporal. El vendaval sevillista tuvo premio en el minuto 58 con ese 3-1, en el que Munir El Haddadi remató al larguero un balón que pudo ser un gol fantasma al rebotar por dentro de la raya, pero que no dio opción Ben Yedder a la polémica al remachar de cabeza.El propio delantero sevillista puso poco después el 4-1, triplete en este partido y su decimoquinto en LaLiga para dejar el choque muy encarrilado. De ahí hasta el final surgió la figura de Oyarzabal, quien se marcó el 5-1 en propia meta y que después hizo el 5-2 gracias a la transformación de un penalti que maquilló algo la goleada local.