Watford remonta y elimina al Wolverhampton

Raúl Jiménez anota un golazo, pero el Wolverhampton deja ir una ventaja de dos goles y es eliminado por el Watford en las semifinales de la FA Cup

REDACCIÓN
logo

El Watford, que iba perdiendo por 2-0 contra el Wolverhampton, consiguió una remontada histórica para imponerse por 3-2 en tiempo extra y logró su pase a la final de la FA Cup.El primer tanto de los Lobos llegó al minuto 36, cuando Diogo Jose Teixeira da Silva mandó un centro al área donde Matt Doherty remató de cabeza para enviar el balón al fondo de las redes. Revisa aquí la ficha completa del partido Los Wolves pusieron las cosas más difíciles al Watford cuando el delantero mexicano Jiménez, el fichaje récord del club, controló el balón con el pecho, después remató de tijera para superar al portero brasileño Heurelho Gomes, con lo que aumentaron la ventaja en el marcador 2-0.Para festejar su bonito gol, el internacional mexicano se puso una máscara del luchador Sin Cara con los colores de su equipo, amarillo y negro, ante el delirio de los hinchas del Wolverhampton.[twitter usuario="EmiratesFACup" tweetid="1114927868084092935"]Pero Deulofeu, que había entrado en el minuto 66, acortó distancias con un gol magistral, el balón le llegó en una esquina del área y con magistral derechazo colgó el esférico en el ángulo superior derecho.Cuando parecía que el Wolverhampton avanzaría a la final, en el último suspiro del partido, Leander Dendoncker derribó dentro del área a Deeney, un penal que confirmó el VAR, y el propio Deeney puso la igualada que forzó los tiempos extras.Ya en la prórroga, al 104, Deulofeu, perla de la cantera barcelonista, superó con un tremendo derechazo al portero John Ruddy, que nada pudo hacer para decretar el marcador final de 3-2 en favor del Watford.Watford había fracasado cinco veces de seis en semifinales de la competición, por lo que concluye brillantemente su buena temporada, que le podría permitir terminar en la primera mitad de la tabla de la liga inglesa, donde ocupa la décima posición.La derrota fue cruel para Wolverhampton, que nunca fue verdaderamente dominado, y que acarició su segunda final de Copa de Inglaterra desde 1960, donde ganó al Blackburn (3-0).La temporada también es buena para los Wolves, que ocupan la octava posición en la Premier y también pueden terminar en la parte alta de la tabla, después de haber ascendido esta temporada.