La nueva guardia italiana desborda esperanza

Una renovada Italia vence 2-0 a Finlandia en el inicio de su andar rumbo a la Eurocopa 2020; Barella y Kean, los anotadores

REDACCIÓN
logo

Nuevas caras, nueva esperanza, nuevo todo. Italia inició bien su andar rumbo a la Eurocopa 2020 este sábado al vencer por 2-0 a Finlandia en las Eliminatorias del certamen continental.Nicoló Barella y Moise Kean, dos de las más grandes promesas de la "Azzurri", definieron el encuentro ante los nórdicos, Barella, volante del Cagliari de 22 años, y Kean, delantero delJuventus que se estrenó con gol en la selección absoluta a sus 19 años, lideraron a la Italia del seleccionador Roberto Mancini, que está dando paso a muchos jóvenes talentos, acompañándoles con veteranos como Giorgio Chiellini o Leonardo Bonucci.La presión del 4-3-3 "azzurro" puso en apuros desde el comienzo a Finlandia e Italia desbloqueó el marcador a los 7 minutos de juego, cuando un disparo desde el límite del área de Barella terminó al fondo de las mallas tras una desviación de Sauli Vaisanen, un jugador que curiosamente compite en la Serie A italiana, con el Spal de Ferrara.Italia siguió empujando y se acercó a la doble ventaja en el 12, con un disparo de Piccini acabado fuera, aunque de allí los "azzurri" bajaron la intensidad, sin conceder ocasiones a sus rivales pero tampoco asustando particularmente en la delantera.Federico Bernardeschi pidió un penalti al borde del descanso que el colegiado, sin contar con el VAR (no disponible en esta fase), decidió no pitar, pero el bajo ritmo de juego no era suficiente para que los "azzurri" ampliaran su ventaja.El guión no cambió en la reanudación, con la poca intensidad de Italia que estuvo a punto de pasar factura, cuando Temu Pukki tuvo en su botas la oportunidad para el empate. (m.65) Sin embargo, golpeó mal el balón y perdonó al meta Gianluigi Donnarumma desdedentro del área.Fue un error fatal para Finlandia. Ocho minutos después, Immobile ofreció a Kean un pase al hueco que el delantero del Juventus aprovechó para fulminar al portero Hradecky y subir el 2-0 al marcador.A sus 19 años, Kean se convirtió de esta manera en el segundo jugador más joven capaz de marcar un gol con la selección absoluta italiana. El récord absoluto pertenece a Bruno Nicolé, que firmó su primera diana cuando tenía 18 años, en 1958. En el tramo final también saltó al campo Quagliarella, el más veterano de la plantilla "azzurra", quien estrelló contra el larguero un disparo que pudo suponer el tercer tanto italiano.Hubiera sido una enorme alegría para el delantero napolitano, que lo jugaba un partido con la selección desde 2007 y que no marca con la camiseta "azzurra" desde un doblete contra Lituania de ese mismo año.Fue la última emoción de un encuentro en el que Italia cumplió con el pronóstico ante una Finlandia que se fue de Udine con el remordimiento por la ocasión perdonada por Pukki, que pudo darle un resultado de gran prestigio.La próxima cita de Italia será el martes 26 de marzo contra el modesto Liechtenstein, mientras que Finlandia se verá las caras con Armenia.