Previo: Su Majestad cierra el telón

Barcelona y Alavés disputarán la Gran Final de la Copa del Rey en el último partido de la temporada en España y en la despedida del Estadio Vicente Calderón

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Último partido de la temporada regular en España. Una vez definida la Liga, es momento de que la Copa del Rey sea ratificada para Cataluña u otorgada al País Vasco.El Futbol Club Barcelona y el Deportivo Alavés disputarán la Gran Final de la Copa del Rey en lo que será también la despedida oficial del Estadio Vicente Calderón de Madrid. El último encuentro oficial antes de que el Coloso de Manzanares diga adiós definitivo como casa del Atlético (que se muda al este de la capital española).¿Falta más nostalgia a este encuentro? El compromiso entre culés y albiazules significa el último encuentro de Luis Enrique en la dirección técnica del Barcelona. El asturiano había anunciado su adiós hace algunos meses y ya con el último juego de la temporada, será hora de que uno de los técnicos más laureados en Les Corts.Con todo el potencial de la plntilla catalana, la Copa del Rey es en realidad el primer y último título al que puede aspirar el conjunto que tiene por opinión mayoritaria la mejor delantera del mundo aunque en esta ocasión, no podrá contar con uno de sus tres pilares en el rubro por castigo: el uruguayo Luis Suárez; con la S fuera de circulación, solamente el ataque tendrá la marca MN (Sergi Roberto también está suspendido).Es un fin de campaña para un Barcelona que se aferra a concluir un ciclo exitoso, aunque lo cierto es que esta Final es el colofón a una temporada complicada, llena de lesiones, escándalos y cierta ruptura en el vestidor.Sin Champions League y con la Liga perdida oficialmente en la última jornada (aunque en la práctica, el Barcelona la perdió semanas atrás en Málaga), los blaugrana buscarán evitar a toda costa el irse en blanco en una campaña, algo inaudito en el conjunto "Culé", con más de una década acostumbrado a alimentar todavía más sus atiborradas vitrinas.El camino del Alavés para disputar el título en el Calderón fue poco más que sorprendente. La escuadra vasca tuvo cierta tranquilidad hasta las Semifinales de la competencia al dar cuenta de equipos modestos como el Nástic o el Alcorcón, pasando también por un poco más difícil Deportivo La Coruña.La prueba de fuego para los dirigidos por dirigidos por Mauricio Pellegrino vino en Semifinales cuando dio cuenta de un crecido y sorprendente Celta de Vigo, Semifinalista también de la Europa League y que venía de eliminar nada más y nada menos que al Real Madrid en los Cuartos de Final.Este hecho propició que el Alavés se convirtiera en una revelación de la campaña, además de otro suceso: el triunfo 2-1 ante el Barcelona en el Camp Nou dentro de la Liga a inicios de la presente temporada, un resultado que ayudaría también a que no hubiera doblete para los blaugrana y que puede servir de antecedente ante el natural favoritismo con el que las apuestas van en este encuentro.