Zotoluco y Juan Pablo Sánchez, a hombros

Eulalio López Zotoluco y Juan Pablo Sánchez salen a hombros en Autlan de la Grana

REDACCIÓN
logo

AUTLAN DE LA GRANA, México, 7, Feb. 2016.- La plaza Alberto Balderas de Autlan de la Grana registro casi un lleno para ver la segunda corrida de carnaval.

Se lidio una corrida de la ganadería de San Miguel de Mimiahuapan, bien presentada, con edad y trapío, de la que destacaron los toros corridos en tercero y cuarto lugar de la lidia ordinaria que merecieron los honores de el arrastre lento.

Abrió plaza el rejoneador Sebastian Torre quien tuvo una buena actuación que no corono con el rejón de muerte.

Zotoluco firmó una tarde redonda, le corto una oreja a su primer enemigo y dos al segundo, realizando dos faenas de distinto corte, la primera de poder y mando ante un astado que le pidió las credenciales y que no le puso las cosas fáciles, Zotoluco echo mano de su experiencia y termino dominando al de Mimiahuapan, al que despacho de una estocada ligeramente caída y le fue concedida una oreja. Con su segundo, que tuvo clase y movilidad, aunque fue un tanto andarin, Zotoluco le cuajó una faena de altos vuelos por ambos pitones, se le vio muy firme, reposado y entregado a lo largo de toda la faena rematando la misma de una estocada entera para que el juez le concediera las dos orejas.

Ignacio Garibay se vio muy solvente y decidido ante su primer enemigo, al que se impuso a base de aguante y buen oficio, desafortunadamente fallo con la espada y fue llamado a saludar al tercio. Su segundo fue el toro mas complicado de la corrida, ya que desarrolló sentido y soltaba mucho la cara, siempre pendiente de el torero que en todo momento estuvo por encima de las condiciones de su enemigo, al que despacho de un pinchazo, una estocada y dos golpes de descabello y fue ovacionado.

Juan Pablo Sanchez brindó una gran actuación al público Autlense en dos faenas muy templadas que remató con sendas estocadas entregándose en la suerte por lo que en ambas faenas desorejo a sus dos enemigos. Su primer toro tuvo mucha clase y embestía muy despacio, el hidrocálido lo entendió muy bien y consiguió tandas de gran valía por ambos pitones.

Su segundo fue un tanto mas soso, y Juan Pablo le piso los terrenos y aprovecho la nobleza de el de Mimiahuapan rematando su faena con ajustadas manoletinas y una estocada de efectos inmediatos por lo que el juez le concedió las dos orejas.

Al término del festejo, Zotoluco y Juan Pablo fueron sacados a hombros.