Tomarán medidas sanitarias en Río

Sitios olímpicos en Río de Janeiro serán revisados para prevenir Zica

REDACCIÓN
logo

RÍO DE JANEIRO, Brasil, Ene. 24, 2016.- Las instalaciones olímpicas de Río de Janeiro serán inspeccionadas diariamente durante los juegos de verano para prevenir la diseminación de un virus transmitido por mosquitos que ha sido vinculado a un raro defecto en bebés y también a un mal que puede causar parálisis, informaron el domingo los organizadores.

Brasil sufre un brote del virus de Zika, que las autoridades sanitarias indican pudiera ser la causa de un incremento dramático de los casos de microcefalia, un problema que causa que los bebés nazcan con cabezas inusualmente pequeñas, además del síndrome Guillain-Barre, que causa parálisis. En Estados Unidos, las autoridades han aconsejado a mujeres embarazadas que eviten viajar a Brasil y otros 21 países con brotes de Zica.

El comité organizador de Río 2016 subrayó que como los juegos se disputarán del 5 al 21 de agosto, durante el invierno en el hemisferio sur, la temporada seca en Brasil, la población de mosquitos será mucho menor.

De cualquier forma, cuadrillas inspeccionarán diariamente los sitios de los Juegos Olímpicos en busca de depósitos de agua estancada que son criaderos del mosquito Aedes aegypti, que transmite el Zica, además de enfermedades como dengue y chikungunya.

 "Río 2016 continuará monitoreando la situación muy de cerca y seguirá la guía del Ministerio de Salud de Brasil", dijo el comité en una declaración escrita.

El brote de Zica es el más reciente problema que afecta las justas en el país sudamericano, que llegan en momentos en que Brasil batalla su más profunda recesión económica en generaciones, además de una masiva investigación de corrupción que involucra a políticos e importantes empresarios.

Los organizadores de Río han recortado 500 millones de dólares en gastos, varios millones de boletos siguen sin venderse y las instalaciones para velas, canoa y remos siguen plagadas por altos niveles de contaminación vinculados con el anticuado sistema de desagües de la ciudad.

El virus de Zika se originó en África y se ha diseminado a varias partes de Asia. Fue detectado inicialmente en  Brasil  el año pasado. Investigadores sospechan que fue traído a la nación sudamericana por un turista durante la Copa del Mundo de futbol en el 2014 o durante una competencia de canotaje en Río ese mismo año.

La enfermedad se diseminó rápidamente, y afecta principalmente el empobrecido nordeste.

Funcionarios de salud hicieron sonar las alarmas en octubre, tras notar un incremento notable en los casos de microcefalia junto con el brote de Zika. Desde octubre, Brasil ha registrado 3.893 presuntos casos de ese defecto -- que puede llevar además a nacimientos de bebés muertos, además de persistentes problemas de desarrollo y otros en los sobrevivientes. En todo el 2014 Brasil tuvo menos de 150 casos.

Brasil no monitorea los casos de Guillain-Barre, un raro y potencialmente fatal síndrome que  ataca el sistema nervioso y deja a las víctimas paralizadas e incapacitadas para vivir sin ayuda de aparatos médicos, pero médicos han reportado un incremento del séxtuple de los casos en la temporada de lluvias del año pasado.