Suspenden a Ryan Lochte por 10 meses

Ryan Lochte acepta suspensión de 10 meses por incidente en gasolinera durante los Juegos Olímpicos Río de Janeiro

logo

DENVER, Estados Unidos, Sep. 8, 2016.- La Federación Internacional de Natación (FINA) no impondrá sanciones adicionales a los 10 meses de suspensión que impuso el Comité Olímpico de Estados Unidos a los cuatro nadadores de su país, entre ellos Ryan Lochte, que inventaron que habían sido objeto de un asalto durante los Juegos de Río 2016.

"Acerca del caso de los cuatro nadadores cuyo comportamiento en Río 2016 ha resultado en suspensiones por parte del Comité Olímpico de Estados Unidos y 'USA Swimming', la FINA considera la sanción aplicada como proporcional, adecuada y suficiente. La FINA destaca la adición de servicio comunitario impuesto por la Comisión Disciplinaria del Comité Olímpico Internacional", destaca un comunicado del máximo organismo de la natación mundial.

La sanción, impuesta por el Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, en inglés) y la Federación de Natación (USA Swimming) impedirá a Lochte competir en los Mundiales de Budapest en julio de 2017.

Publicidad

Según 'USA Today', los otros nadadores estadounidenses involucrados en el incidente de Río, James Feigen, Gunnar Bentz y Jack Conger, también recibirán sanciones, aunque menores a la de Lochte, y el portal TMZ.com, quien reportó inicialmente la noticia, afirma que dichas sanciones no excederán los cuatro meses de suspensión.

El pasado 14 de agosto, Lochte  y sus compañeros se inventaron un asalto con pistolas por parte de delincuentes disfrazados de policías que, según su relato, detuvieron el taxi con el que volvían de madrugada de una fiesta a la Villa Olímpica.

Las lagunas en sus versiones, junto a un video que recogía su llegada a las instalaciones olímpicas horas después del supuesto asalto, tranquilos y con sus efectos personales, llevaron a la Policía brasileña a abrir una investigación.

Publicidad

Esa investigación concluyó que fueron precisamente los nadadores quienes provocaron destrozos en una gasolinera en la que pararon con el taxi y también un enfrentamiento con agentes de seguridad, que les hicieron pagar los desperfectos, un incidente que después trataron de hacer pasar por un asalto.