Román Martínez, era todo por el todo

La cornada la considera pago justo por el gusto de lograr una oreja en la México

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CIUDAD DE MÉXICO, México, Oct. 31, 2016.-  El novillero jalisciense resulto cornado este domingo en la octava novillada de la Plaza México, en la que triunfo viviendo así las dos caras de la moneda. Ahí en la cama del hospital platicamos con él y descubrimos parte de la vida de este novillero que dejo grato sabor de boca por la entrega mostrada en el festejo.

Previo a la entrevista presentamos el parte médico que extendió el doctor Vázquez Bayod.

Durante la lidia del 2° astado el novillero Román Martínez (Ronaldo Martínez Ruiz) al torear de muleta sufrió grave cornada en la cara posterior tercio medio del muslo derecho con 2 trayectorias, la 1ra. De 20 cm. Hacia arriba y adentro que lesiona gravemente músculos de la región hasta chocar con el fémur y la 2da. Hacia abajo y adelante que lesiona igualmente de manera severa los músculos posteriores del muslo. Pudo terminar la lidia de su novillo al término de la cual paso a la enfermería en donde fue estabilizado y preparado para ser trasladado al Hospital en donde fue operado con muy buenos resultados. De no existir complicaciones será dado de alta el día de mañana para continuar su tratamiento como externo y podrá volver a torear en 3 semanas.

Esta la plática con Román Martínez.

Román, ves las dos caras de la moneda en la tarde de tu debut, por un lado el triunfo al lograr la oreja, por el otro lado la cornada y tu bautizo de sangre.

A bueno yo contento con la oreja, de caer de esa manera en la México, y la cornada un poquito circunstancial pero era lo que tenía que ser y así tenía que ser el debut yo encantado de pagar el precio por esa oreja.

Fuiste todo entusiasmo en tu actuación.

Bueno había que echar toda la carne al asador esta era la última novillada que tenía  siendo la México, creo que era una fecha muy especial, había que salir a por todas.

De donde sale todo ese entusiasmo que te hacer conectar al tendido.

Viene de tanto esfuerzo, de tanta lucha, de tantas cosas que hemos hecho para estar ahí esa tarde y yo creo que al final todo eso cuenta y uno se acuerda de eso de todo lo que se ha trabajado de todo lo que se ha luchado, por un m omento de gloria en la Plaza México.

¿Tienes antecedentes taurinos?

No en mi familia ninguno, no de hecho ni les gustan los toros van a ver las novilladas cuando torero yo pero porque toreo yo, ahora sí que ni saben de toros.

¿Y cómo es que llegas a la fiesta de los toros?

A mí me acerca mi abuelo en mi pueblo en Yahualica hay una corrida al año y era de ley ir a esa corrida ahí a mí me encantan los toros, me agradan mucho, luego me olvide un poquito y gracias a Dios mi director de la prepa era muy taurino y en la prepa a veces nos hacíamos la pinta con el director para ver corridas de toros ahí me vuelve yo ya empecé tarde en la fiesta ya terminada la prepa es cuando tengo la oportunidad de irme a Guadalajara y entrar a la academia taurina, pero haciendo las cosas bien y con paso firme hemos llegado rápido a plazas importantes.

Nos llamó la atención este domingo la cantidad de gente que llego de Yahualica, para apoyarte y eso no se logra de gratis.

La gente de mi pueblo siempre me ha apoyado, me han visto triunfar en varias novilladas y aparte tuve la suerte de que la empresa me diera la oportunidad ahí en mi pueblo en la corrida tradicional que es el 29, nos llevó con un novillo y termine indultándolo, entonces mucha gente está contenta, tiene fe en mí y se consiguieron un camión y se vinieron a la plaza México a apoyar al torero del pueblo.

Oye y platícanos, como se dio el percance, ¿cómo lo recuerdas?

Yo entre a matar con el corazón por delante creía que le podía cortar la oreja reventándolo con la espada y entre con todas las ganas, yo creo que el novillo embistió bastante fuerte y ahí salgo rebotado, no esperaba yo tan fuerte y termino en el suelo, cuando volteo ya el novillo venia sobre de mí, trato de defenderme con la muleta pero ya era tarde por así decirlo ya siento que el novillo me comienza a levantar y no sabía si de cornada o empalado y llega un punto que cuando estoy arriba siento que la cornada la para el hueso y ahí es donde me doy cuenta que realmente era cornada, no era que me hubiera empalado y al caer trate de no moverme de mantenerme ahí, mejor que me ayudaran pensando en no molestar, en no lastimar la herida pensando en salir para el segundo ya después de que me pasaron a la enfermería a revisarme luego de la vuelta al ruedo y todo eso me dijeron que era un cornadón que había llegado al hueso y mientras me examinaban la pierna se me fue durmiendo hicimos la prueba de pararnos y ver como reaccionaba pero la verdad es que nos resultó imposible salir aunque tuviéramos las ganas.

Lo cierto que a pesar de herido no te privaste de dar la vuelta al ruedo tras el triunfo.

Bueno me costó tanto llegar a esa tarde, me costó tanto cortar esa oreja, hay tantas cosas detrás que una cornada no me iba a quitar el gusto de dar una vuelta en la plaza México.

Enfrentaste una novillada brava.

Bueno brava y bravura nunca ha sido fácil y los novillos tenían sus cositas, había que torearlos mucho, resultado de ello que acusaban que cualquier error no te lo perdonaban y vaya que los tres visitamos la enfermería, lástima que mi novillo me termino cornando por una circunstancia ni siquiera dentro de la lidia.

Y lo que son las cosas el que completaba tu lote también fue bravo y le pego una paliza a Héctor De Ávila.

Y era el que nos gustaba, por eso lo dejamos en quinto lugar para nosotros era el bueno, uno deja todo con los dos pero ese era el que a nosotros más nos agradaba y decidimos echarlo en quinto y se nos quedó el bonito para otro torero.

Román dejara este martes el hospital, para por la noche viajar a Guadalajara, donde concluirá su recuperación con el deseo de estar bien y verse anunciado en los carteles de las semifinales de la temporada.