Roca Rey y Silveti 4x1

En el mano a mano en Juriquilla, se impone el peruano

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

JURIQUILLA, México, 19, Nov. 2016.- Con un lleno casi completo de un público exquisito, respetuoso y con ganas de ver el toreo bueno, se dio esta noche el esperado mano a mano de Diego Silveti y Andrés Roca Rey.

Se lidió una preciosísima corrida de San Pablo, de hechuras muy finas, bajita y en los que sobresalieron el segundo y el cuarto, los restantes no tuvieron condiciones.

Abrió plaza el rejoneador español Andrés Romero, luciendo en un rejón de castigo y cuatro banderillas a una mano. Terminando su labor con tres banderillas cortas, acertando con el rejón de muerte al primer intento, el toro tardó en doblar y fue silenciada su labor.

Diego Silveti solamente ha tenido un toro dentro de su lote que se ha dejado, fue su primero, al que le hizo una faena muy pausada y haciendo muy bien las cosas. Muletazos por ambos pitones con limpieza, buen gusto y las pausas que el toro necesitaba para que rindiera, lo mató de una estocada que fue suficiente, para que a sus manos fueran a parar la primera oreja del festejo.

Sus otros dos toros no se prestaron para el lucimiento. Un berrendo muy deslucido y otro girón descoordinado. Ninguno le ofreció opciones. Silencio en el segundo y un aviso en el tercero.

Andrés Roca Rey, ha tenido una actuación redonda en esta noche, cortando 4 orejas, haciendo el torero que solo él sabe hacer, derrochando una gran variedad, parsimonia y un gran temple en su capote y su muleta.

Dos orejas protestadas, en su primero y dos más de su segundo. 

A los que mató de dos espadazos extraordinarios.

El cierra plaza fue devuelto por protestas del público y salió un sustituto con muy poca fuerza, y al que Andrés, toreó con pinzas, pero no fue suficiente para que no rodara varias veces, lo pinchó en varias ocasiones y después de un aviso fue silenciado.

Al final del festejo Andrés Roca Rey salió en hombros de la plaza.