Otro encierro accidentado

Los de José Escolar dejaron catorce lesionados

REDACCIÓN
logo

PAMPLONA, España, 9, Jul. 2016.- Catorce lesionados dos de ellos por asta de toro fue el saldo del tercer encierro de los San Fermines del 2016, que duró 4:01. Se corrieron los toros del hierro de José Escolar, el encierro de cárdenos repitió la historia del año pasado en que un toro prácticamente desde la salida volvió la cara y regresó a la querencia de los corrales, cortándose para posteriormente hacer el recorrido en solitario.

Al ser el encierro sabatino desde muy tempranas horas las calles se vieron colmadas de corredores que ansiosos esperaban las ocho de la mañana, se veía difícil, de tanta gente, pensar por donde pasarían los toros. Puntualmente se escuchó el chupinazo y salió el encierro que desde su salida vio como uno de los bureles se volvió. Así cinco toros se fueron en manada prácticamente hasta la plaza, a su paso hubo diversas caídas de mozos, y de los propios astados, que también permitieron a pesar de la cantidad de personas ver algunas buenas carreras. Pero faltaba el toro que se cortó, éste se encargó de sembrar el pánico ya que al salir del a cuesta de Santo Domingo, se fue sobre un grupo de corredores embistiéndoles en el vallado, de ahí arrancó a un corredor japonés al que hizo como trapo pegándole una cornada en el tórax, siendo éste el herido más grave, el otro lesionado sufrió una cornada en un brazo. El cárdeno siguió el recorrido hasta la plaza arropado por los corredores e increíblemente cambió su temperamento al punto que permitió, sin tirar ya cornadas, que varios jóvenes lo tocaran.

A los dos cornados se sumaron catorce lesionados más por diversas contusiones.