Muraoka, dispuesto a abrir brecha

Ver al matador francés Sebastián Castella, lo motivo a ser torero

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

PACHUCA, México, 18, Jun. 2016.- Este domingo en la Vicente Segura, de Pachuca,  junto a Héctor de Ávila y Javier Castro, toreara ante el encierro de Coaxamalucan, un joven hidalguense de nombre Roberto Muraoka, este muchacho es poco conocido, pero como muchos que aspiran a ser matadores de toros, luchan contra viento y marea para abrirse paso en la profesión más difícil que existe.

Con el objetivo de que usted lo conozca nos dimos a la tarea de localizarlo y platicar con él, para saber y conocer, ¿quien es Roberto Muraoka?.

Roberto Muraoka es un chavo que nació en Apan Hidalgo el 9 de noviembre de 1996, desde niño me vine a vivir con mis papas a Pachuca, Hidalgo, Muraoka, tiene muchos sueños y metas por cumplir y siempre da lo mejor de sí mismo para conseguirlos, es  muy de estar con los amigos y con la familia, es tranquilo, un poco tímido muy observador de cualquier situación, le apasiona bastante el futbol e hincha desde niño de los Tuzos del Pachuca y con la gran ilusión de ser figura del toreo.

¿Cómo llegas a los toros?, ¿Qué te provoco ser torero? 

Bueno pues desde niño vi toros en casa, por qué a mi padre y a mi abuela  paterna, les gusta mucho la fiesta taurina, y todo empieza en enero del 2010, cuando iba a ser cumpleaños de mi padre y quería regalarle un buen detalle, y dio la casualidad que darían un festejo en Tepeapulco, Hidalgo, entonces fui con mi abuela y le dije que si me ayudaba para comprar unas entradas para ir a los toros con mi papa, la corrida caía en el día de su cumpleaños, y ya en la corrida mi papa tiene un gran amigo, el matador de toros Curro Madrid, de Apan Hidalgo, hijo del maestro Paco Ortiz, y nos invitó el domingo siguiente a ir a la plaza México, y ese día fue muy  especial por qué conocí la plaza de toros México, y estaban acartelados  el matador Rafael Ortega, Sebastián Castella y Fermín Spinola, ese día yo quedé impactado por la plaza y la forma de interpretar el toreo del maestro Sebastián Castella y de esa tarde yo dije quiero ser torero.

¿No crees que es una profesión muy complicada? 

Claro, estoy muy consciente que es una profesión muy dura, un camino muy difícil, pero me siento capaz de poderlo afrontar y ser capaz de salir adelante. 

Esta será tu tercera novillada en la Vicente Segura, ¿cómo fueron  las anteriores? 

La primera fue el debut de novillero, fue de selección, hice una faena de una oreja pero el acero me traicionó y ya no pude hacer nada más. La segunda fue en el certamen de “Descubriendo un torero”, el novillo que me tocó en el sorteo fue bueno en el capote, pero luego, empezando la lidia con la muleta le pegue dos muletazos y el novillo se vino abajo, se acabó y no tuve suerte. 

¿Este domingo estarás como en tu casa? 

Si claro, totalmente, me siento en casa ya que es la plaza que me ah visto crecer como persona y como torero, y la que me ve todos los días entrenar y la que sabe todos los sueños e ilusiones que tengo de ser figura del  toreo. 

Alternas con dos novilleros que cada tarde salen como leones, ¿a qué saldrás tú? 

Saldré a disfrutar al máximo de esta tarde, a expresar mi tauromaquia, a dar lo mejor de mí como torero y con toda la ilusión del mundo para triunfar.

Gracias y mucha suerte Roberto.