Paola Longoria, de manteles largos

Con más de 70 títulos, una histórica racha y siete años como la mejor del mundo, Paola Longoria celebra sus 27 años

REDACCIÓN
logo

CIUDAD DE MÉXICO, México, Jul. 20, 2016.- La mexicana Paola Longoria festeja este miércoles su cumpleaños 27 como la mejor jugadora en la historia del racquetbol gracias a sus más de 70 títulos, una histórica racha y siete temporadas siendo la número uno del ranking profesional.

Tras irrumpir en la campaña 2007-2008 en el Top 10, emprendió un ascenso vertiginoso que hoy la mantiene en la posición más alta del escalafón. Al siguiente año, se colocó como la mejor y ese logro se repitió en 2010, 2012-2015 y ahora en 2016.

La originaria de San Luis Potosi acumula siete años siendo la mejor del mundo, cinco de ellos de forma consecutiva, con lo cual empató la marca de la estadunidense Michelle Gould como la racquetbolista que más temporadas ha estado en la cima anual. Como la mejor del mundo ha ganado todos los torneos que jugó en 2013, 2014 y 2016.

El 1 de mayo de 2011 comenzó la racha más extensa del racquetbol profesional, tanto varonil como femenil, pues duró imbatible durante tres años y cinco meses. Sería Rajsich, la misma jugadora que le propinó su última derrota antes del glorioso lapso, quien terminó el récord, en el torneo de Stockton.

Sin embargo, la potosina acabó el calendario nuevamente como número uno, dejando atrás una marca de 152 victorias seguidas y 37 títulos al hilo, para forjar marcas que no se habían visto en 35 años de historia que tiene este deporte de forma organizada y profesional.

Longoria es tricampeona en Juegos Centroamericanos y del Caribe (Cartagena 2006, Mayagüez 2010 y Veracruz 2014); mientras que en los Panamericanos de la especialidad, su dominio permanece desde 2006, con una cosecha de seis preseas doradas en singles y tres primeros lugares en dobles.

La racquetbolista también es bicampeona mundial en singles y dobles (2012 y 2014), además de bicampeona panamericana en dichas modalidades y también por equipos, hazaña conseguida en Guadalajara 2011 y Toronto 2015.

Por estos resultados, fue galardonada en 2010 con el Premio Nacional del Deporte; y en 2013, la revista Forbes la nombró como una de las 50 mujeres más influyentes de México. Además, ha luchado por llevar su disciplina al plano olímpico, un sueño que aún se le resiste.