Ledecky continúa imparable

Katie Ledecky vuelve a demostrar que nadie puede discutirle el oro en los 800 libre, tras conseguir el récord olímpico

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

RÍO DE JANEIRO, Brasil. Ago. 11, 2016.- La nadadora estadounidense Katie Ledecky volvió a demostrar a día de hoy nadie puede discutirle el oro en los 800 libre, tras cerrar este jueves las preliminares con la mejor marca de todas las preliminares con un tiempo de 8:12.86, nuevo récord olímpico.

Un registro que permitió a Ledecky, vigente campeona olímpica y mundial de la distancia, aventajar en seis segundos y medio a la húngara Boglarka Kapas cerró la mañana como la primera de las

"mortales" con un crono de 8:12.86.

Circunstancia que hace impensable otro resultado que no sea el triunfo de Ledecky, que puede nadar todavía incluso más rápido, como demuestran los 8:06.68 que la norteamericana posee como récord del Mundo, en la final de los 800.

Un triunfo que permitiría a Ledecky, que ya se impuso en Río en el 200 y 400 libre, además de en el 4x200, igualar la gesta que su compatriota Debbie Meyer logró en los Juegos Olímpicos de México 1968 al imponerse en los 200, 400 y 800 libre.