Juan Pablo Sánchez triunfa en la Plaza México

La cualidad del de Aguascalientes, Juan Pablo Sánchez, la inteligencia para entender a su lote; cortó una oreja y escuchó palmitas

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CIUDAD DE MÉXICO, México, dic. 4, 2016.- Domingo de toros en la Plaza México, que sumó su sexta fecha en la que partieron plaza Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Fermín Espinoza "Armillita IV", que lidiaron un encierro de la ganadería de Julián Hamdan, bien presentado, justo de fuerza y de juego desigual.

Miguel Ángel Perera, enfrentó en primer término a "Don Rafael", toro que sirvió para homenajear al recién fallecido ganadero Rafael Mendoza. Con este lucio el extremeño con el capote al torear a la verónica, el toro mostró buenas cosas. Con la muleta salió a relucir la calidad del astado que le permitió lucir a Perera, quien consiguió una faena derechista que contó con clase y estética, probó por el izquierdo, lado por el cual el burel no tenía la misma tónica, así que retomó el lado diestro para concluir la faena que tuvo como pero que mató de medio espadazo defectuoso, en el último momento, Fernando Ríos, al intentar apuntillar, sufrió un derrote del astado. Perera terminó por dar la vuelta al ruedo.

"Gran Hazaña", fue el segundo del español, un toro cornivuelto, casi cornipaso que no se empleo con el capote, mostró debilidad y por ello fue protestado. Al final las protestas se impusieron y fue devuelto el toro tras ser picado y sin aparente motivo para hacerlo por parte del juez,  ya que el toro no estaba inutilizado y había sido aprobado para ser lidiado. Ante la situación debió salir la primer reserva que era de la ganadería de Valparaíso, lo que no fue así y terminó por salir la segunda reserva de Julián Hamdan, llamado "Con gratitud", toro que no dio juego impidiendo el lucimiento del español. Mató de pinchazos y se retiró entre silencio.

Para Juan Pablo Sánchez, su primero fue "A flor de piel", ante el cumplió con el capote, el toro acusó debilidad, apenas y fue picado. Con la muleta tuvo una virtud la de cuidar y mantener al toro sobre sus cuatro patas, lo llevó con pinzas y lo consiguió para de ahí construir una faena que llevó a buen puerto, aprovechó la calidad del toro y consiguió mantener el interés en la faena que tras una buena estocada le valió la oreja.

El segundo de su lote fue "Polvo de estrellas" un cárdeno de fina estampa, que dio un juego nulo. Juan Pablo, cumplió entendió al toro y lo llevó con tiento, le hizo la faena que pidió el astado pero no rompió. Mató de buena estocada y escuchó palmitas.

"Firme convicción" fue el primero de Fermín Espinosa "Armillita", ante el cual no se acopló para torearlo con el capote. Con la muleta le faltó lo que el nombre del toro, no logró conectar con el tendido que a la menor provocación se le echó encima y reprochó su timidez ante el astado. Mató al segundo viaje y fue pitado.

El cierra plaza fue "Cosas del corazón" segundo de Fermín, quien nuevamente no se acopló con el capote, nuevamente el público le reprochó. Con la muleta tampoco se dio el acoplamiento, el toro no tuvo fuerza ni dio condiciones. Mató al primer viaje y fue silenciado.

De las cuadrillas destacó el banderillero Javier Amores, quien saludó en el tercio tras cubrirlo de banderillas en el primero de la tarde.

La Feria Guadalupana, solo sumará tres corridas la del 10, 11 y 12 de diciembre, el sábado 10, parten plaza Octavio García “El Payo”, Diego Silveti y el peruano Andrés Roca Rey, ante toros de Barralva; el domingo 11, Morante de la Puebla, José María Manzanares y Gerardo Rivera, con toros de Teófilo Gómez y para el lunes 12 la encerrona de Joselito Adame, ante seis toros de diversas ganaderías.