Joselito Adame, por la puerta grande de la Acrópolis

El de Aguascalientes inaugura la nueva plaza de Puebla y lo hace de manera triunfal

logo

PUEBLA, México, 12, Nov. 2016.- La noche de este viernes se  inauguró la actividad taurina en la Plaza Acrópolis de la Ciudad de Puebla, ante media entrada, para ver el mano a mano entre el hidrocálido Joselito Adame y el peruano Andrés Roca Rey, que finalizó con puerta grande para Joselito, tras cortar dos orejas al quinto del festejo. Se presentó un encierro de la ganadería de La Punta, de presentación y juego desigual. 

Ante el primero de su lote, Joselito saludó con larga cambiada de rodillas pegado a tablas para después torear a la verónica. El ejemplar regateaba las embestidas  y era áspero,  Adame se fue haciendo poco a poco de él para hilvanar series por ambos pitones de gran calidad y con la mano baja. Falló con el acero para escuchar aplausos

Con su segundo un toro muy incierto y  reservón en sus embestidas, Joselito le estructuró una faena cerebral, imponiéndose a las tarascadas del ejemplar y extrayendo muletazos de mucha valía por los dos perfiles. Resaltando lo hecho con la mano izquierda. Mató de estocada para escuchar Palmas

Publicidad

Ante el quinto del festejo Joselito se encontró con un buen toro de La Punta al que supo aprovechar a cabalidad, realizando una faena de gran temple, sobresaliendo lo hecho por el pitón derecho en donde sumó muletazos con mucha dimensión. En el toreo al natural el toro protestaba un poco teniendo que volver por el sendero. Cerró su faena con adornos con mucha torería para matar recibiendo y cortar las dos orejas

El peruano Andrés Roca Rey ante su primero saludó a la Verónica para después realizar un quite por gaoneras. Con la muleta expuso con cambiados por la espalda y muletazos de calidad por el derecho malogrando con la espada y escuchando palmas.

Con su segundo se enfrentó ante un toro incierto, sin embargo con poderío y buenas maneras el diestro peruano lo expuso en una faena de larga duración extrayendo muletazos de mérito por ambos pitones que fueron coreados por el tendido poblano, termino con manoletinas muy ajustadas para cortar una oreja.

Publicidad

Con su tercero se topó ante un ejemplar que tuvo poco fondo, Roca Rey logró series por el lado derecho de gran calidad, el astado de La Punta se rajó pronto y el torero tuvo que pisarle los terrenos para hacer buena faena, mató de pinchazo y estocada para escuchar palmas.