Implicaciones de la cancelación de un GP de Fórmula 1

La cancelación del GP de China significa una pérdida económica importante, de muchos millones de euros.

SAMUEL REYES
logo

Cancelar un Gran Premio de Fórmula Uno dista mucho de simplemente dejar de hacer una carrera, pues tiene implicaciones económicas, deportivas, de organización, empleos y por supuesto, significa una pérdida económica importante, de muchos millones de euros.

La Federación de Deportes de China emitió un comunicado en el que suspendía los eventos deportivos en Shanghai, y además este miércoles se dio a conocer que también se cancela el Gran Premio de Fórmula Uno en ese país.

¿Qué implica una cancelación?

De entrada nunca se había cancelado un Gran Premio de Fórmula Uno. Han dejado de organizarse tras un evento fortuito, si, pero no una vez que se haya iniciado la organización se ha tomado la decisión de cancelarlo antes de que se celebre.

Hay que tomar en cuenta el asunto económico. Los 40 Millones de Euros que significa tener el derecho de albergar a la Fórmula Uno en el Circuito Internacional de Shanghai, eso es sólo un poco de la inversión.

La mercadotecnia alrededor del evento, su promoción, venta de boletos para tener cerca de 90 mil aficionados en el fin de semana de la carrera que implica venta de parafernalia de la F1, alimentos, bebidas, hospedajes. Activación económica, pues.

La logística de ese tamaño cuesta y mucho, pero las ganancias lo valen y si volteamos a lo que se ha generado en México, donde se gana 11 veces lo que se invierte, ¿Cuánto más en China que es una cultura mucho más consumista que la mexicana?.

Más de 9,000 empleos temporales, por la gente que trabaja la carrera, entre operativos, meseros, oficiales de pista y policiacos, médicos, paramédicos, personal de limpieza, mantenimiento y un largo etcétera suman a la lista.

Además, la afectación deportiva y operativa que ello significa, porque se debe mover equipo para la carrera, en el primer envío, 600 toneladas y 260 personas, en el segundo y definitivo 1,000 toneladas y 5 mil personas entre miembros de la FIA, la Fórmula Uno y los equipos.

Si vemos que para el Gran Premio de México llevan cuatro meses trabajando para una carrera que se va a celebrar en octubre, hay que imaginar cómo se afecta la operación en China.

Si se lleva al final del campeonato, será bueno para ganar tiempo respecto a la epidemia del coronavirus, pero operará en contra de los organizadores para el Gran Premio de 2021, pues el tiempo les apretará fuertemente para alcanzar la organización en sólo cinco meses.

Eso nos aclara el panorama, pero es posible simplemente hacer un cambio de sede, pues tampoco se ha repetido una carrera en el mismo autódromo el mismo año y organizar una nueva carrera en un circuito nuevo requiere de mucha planeación, trabajo e inversiones millonarias.

113cd14f-51d6-4f2a-acf5-f5d8437e4376.jpg

Presentación F1 Ferrari 2020

Ferrari

1 / 17