Hermoso y Garibay a hombros en Texcoco

Pablo Hermoso de Mendoza e Ignacio Garibay cortan cuatro orejas en la tercera corrida de la Feria de Texcoco

REDACCIÓN
logo

TEXCOCO, México, Mar. 20, 2016.- La plaza Silverio Pérez, de Texcoco, Estado de México, registró la mejor entrada en lo que lleva la feria en su tercer corrida, en la que triunfaron el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza y el matador Ignacio Garibay, mientras Diego Silveti, se fue de vacío en el festejo nocturno en el que se lidiaron cuatro bureles de Xajay para los de a pie, de excelente lámina y de buen juego y se sumaron dos de Fernando de la Mora, para rejones que permitieron lucir a su lidiador.

Abrió la noche Ignacio Garibay quien realizó una faena entonada ante un toro que tuvo un buen lado derecho, que aprovechó, en momentos se vio firme pero al final faltó fundirse con el astado al que mató de tres cuartos de acero para ser ovacionado. 

Ante su segundo Garibay cambió la historia, de entrada se mostró más determinado y gracias a ello las cosas le resultaron a pedir de boca. lució con el capote y con la muleta logró ligar los muletazos con temple, lo que provocó que llegara al tendido de manera contundente y como mató de una estocada entera consiguió cortar dos orejas.

Diego Silveti, tuvo una noche complicada, su primero fue el toro más hecho de la corrida y desarrolló un juego complicado pero interesante, en el tercio de varas mostró bravura al quitarse y tumbar espectacularmente al picador Ricardo Morales. 

Ya con la muleta el astado sacó a flote las complicaciones a las que Silveti, no consiguió amoldarse aunado que se puso pesado con la espada y terminó por escuchar dos avisos. 

Ante el quinto si logró acoplarse y le aprovechó al toro lo que tenía dentro para construir una faena que bien le hubiera valido una oreja. Pero a pesar de la estocada el toro se amorcillo y la escuchó un aviso para después ser ovacionado.

Pablo Hermoso de Mendoza, llegó a Texcoco, para cumplir con su segunda corrida del día, ya que previamente había estado en Los Azulejos, en Atizapan de Zaragoza, donde corto cuatro orejas y un rabo. 

A Texcoco llegó a cumplir, y parecía que era su primer festejo ya que junto a sus caballos mostró frescura y logró una noche espectacular ante los de Fernando de la Mora, que toreó. 

Ante su primero gustó por la forma en que logró la colocación de banderillas aprovechó las embestidas de un buen astado de Fernando de la Mora, además brilló en la espectacular monta que hizo, toreó con maestría y buen gusto para terminar con un buen rejón de muerte para cortar dos orejas. 

Ante el segundo de su lote también de Fernando de la Mora, Pablo Hermoso volvió a lucir, el berrendo tuvo recorrido se dejó llegar mucho al astado, colocó de buena forma las banderillas hasta llegar a las rosas conectó en todo momento con el tendido, terminó por fallar con el de muerte y perdió con seguridad dos orejas más.

Al final del festejo tanto el caballista como Ignacio Garibay salieron a hombros de la Plaza Silverio Pérez de Texcoco.