Héctor Gutiérrez, su bautizo de sangre

El novillero Héctor Gutiérrez evoluciona favorablemente tras la cornada que le propinó ‘Atrevido’

logo

CIUDAD DE MÉXICO, México, Oct. 3, 2016.- El novillero Héctor Gutiérrez evoluciona favorablemente de las cornadas que le propinó “Atrevido”, de El Vergel, en la cuarta novillada de la temporada, último festejo sin caballos.

Por la mañana platicamos con el doctor Rafael Vázquez Bayod, quien nos comentó que fue un verdadero milagro que el cuerno del toro no hubiera hecho más daño y más por la forma en que agarró al novillero contra las tablas, al final fue la paliza un rayón y dos cornadas en el tórax, una por el lado derecho y la otra por el izquierdo, siendo ésta última la más peligrosa, ya que contundió el hígado, afortunadamente no lesionó ningún órgano vital ni causó hemorragia abundante.

Posteriormente hablamos con Héctor, quien así nos describe los momentos de angustia que vivió en lo que se convierte en su bautizo de sangre.

Publicidad

Héctor platicamos ¿cómo fue el percance, todo fue muy meteórico?

“El novillo se quedó muy abajo en el capotazo y el mismo con la pala me empujo, intente quitármelo aventándole el capote pero no me perdonó me vio y fue muy certero”.

¿En qué momento sentiste que te hizo daño?

Publicidad

“En cuanto tiró el primer derrote sentí un dolor muy raro”.

¿Te dio a llenar?

“Sí, yo creo que sí me dio fuerte, se ensaño y más que estaba recién salido de toriles, tenía todo su poder”.

 ¿Cuándo te levantaron se te veía mucho dolor en el rostro?

“Me dolió mucho, intenté salir pero no podía ponerme en pie, apenas podía moverme”.

 ¿Ya habías sufrido alguna cornada?

Publicidad

 “Fue la primera cornada en mi vida”.

Tardarás como un mes en volver a torear, ¿qué pierdes?

“Sí, un mes más o menos, esta novillada era la última que tenia gracias a Dios, no pierdo nada.

 ¿Qué te dijo el médico tras la revisión?

“El doctor dijo que había tenido mucha suerte porque pudo a ver tocado el riñón y el hígado, afortunadamente no los tocó”.

El parte médico que extendió el doctor Rafael Vázquez Bayod, dado a conocer este día, dice:

Publicidad

Durante la lidia del primer astado, el novillero Héctor Alfredo Gutiérrez Silva sufre caída siendo embestido dramáticamente contra la barrera presentando varias cornadas y otras lesiones. Recibió atención desde el mismo ruedo siendo trasladado a la enfermería por monosabios y paramédicos de manera adecuada en camilla.

Al ser valorado por el equipo médico se encontró que presentaba dos graves cornadas, una en hemitórax posterior izquierdo, y otra en región lumbar derecha además de múltiples contusiones y rayones. La cornada lumbar derecha presentaba dos trayectoria una de 20 cm que atravesó la masa muscular, contunde y fractura la apófisis transversa de la segunda vértebra lumbar , llegando hasta retroperitoneo, y una segunda trayectoria hacia abajo y adentro de 10 cm que lesiona masa muscular. La cornada en hemitórax derecho fue a nivel del decimo espacio intercostal hacia arriba y atrás de 15 cm, contunde la pared del tórax, fracturando la octava y novena costilla.

Fue estabilizado de manera apropiada para ser trasladado para procedimiento quirúrgico al hospital, donde se efectuó una tomografía para valorar los diferentes órganos vitales de la región sin encontrar lesión de los mismos.

En el tratamiento quirúrgico de la lesión se efectuó debridación, lavado exhaustico y reparación por planos, dejando drenajes por aspiración. Egresando de la sala de operaciones estable.

De no existir complicaciones será dado de alta el próximo miércoles y pobra reaparecer en 4 semanas.