Garibay está arriba del tren

El diestro capitalino corta dos orejas en la octava corrida de la Feria de Aguascalientes

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

AGUASCALIENTES, México, Mayo, 1, 2016.- Ignacio Garibay tuvo un triunfo resonante en la octava corrida de la Feria de San Marcos, que se celebra en la Monumental de Aguascalientes. 

Garibay cortó dos orejas, por su parte el español José María Manzanares no logró acoplarse con sus toros, mientras Fermín Espinosa “Armillita IV”, fue exigido y cortó un apéndice. Se lidió un encierro de compuesto por tres toros de De Santiago y tres de Fernando de la Mora, de juego variado y en conjunto de presentación desigual.

Llama la atención por la exigencia en Aguascalientes, por la presencia del toro, quieren ver un toro de gran tamaño, este día se lidió una corrida parchada, ya que fueron rechazados tres de don Fernando de la Mora, por ello complementaron el encierro tres mas de De Santiago, que desde mi punto de vista estaban en el tipo de la ganadería y cumplían en presentación.

Fue este sábado el regreso de De Santiago, luego que hace varios años un toro de esta ganadería de nombre “Navegante”, le pegara una cornada que casi le cuesta la vida a José Tomás. 

El primero de la tarde que fue para Garibay y fue muy parecido en hechuras a ese ya mítico “Navegante”. Con este toro Ignacio Garibay, mostró su madurez se gustó con capote y con muleta, dejó ver el momento que está viviendo de manera inmediata conectó con el tendido que le agradeció la entrega, aunque al final la faena termino a menos. 

Mató de tres cuartos, delanteros y desprendidos para retirarse entre palmas. El de Fernando de la Mora, fue el toro mejor presentado y tuvo calidad, pero había que saberla extraer, Garibay, salió decido a triunfar y a jugársela, lució en el toreo a la verónica que fue estético y con la muleta  realizó una faena riñonuda, imponiéndose al toro Garibay, tuvo el acierto de hacerlo con tino para construir una faena que tras la estocada le valió dos orejas, que el publico exigió por la entrega y calidad mostrada por Ignacio Garibay, que está en el tren del triunfo.

José María Manzanares, fue bien recibido en Aguascalientes, sin embargo no pudo ratificar lo bien que le va la plaza y su afición, al final no consiguió acoplarse con ninguno de sus toros, así que su actuación no pudo trascender, fue con el primero que pudo dibujar algunos pasajes de su toreo estético y elegante.

Fermín Espinosa “Armillita IV”, es muy exigido por la afición hidrocálida, no lo dejan respirar, prácticamente  a la menor provocación el público se le va encima. 

Su primero fue protestado, eso lo desconcentró y no se confiaba, por fortuna, para él, se olvido del escándalo y se centro, y pudo voltear la tortilla y terminó por decidirse, metió al toro en la  muleta y al público, mató de una estocada entera, hubo petición y cortó el trofeo que recibió entre protestas. 

El cierra plaza no tuvo por donde hacerle faena, regaló un séptimo que fue de San Isidro, un toro que tuvo bravura y que exigió, Fermín estuvo entre altibajos, pero pudo llevar el trasteo a buen puerto, sin lograr redondear la faena.