Gamero, a hombros en Pachuca

Emiliano Gamero se alza como el gran triunfador al cortar dos orejas en la corrida por las cien mil comidas

REDACCIÓN
logo

PACHUCA, México, Feb. 28, 2016.- Interesante resultó la corrida beneficio de los comedores Santamaría celebrada en la plaza Vicente Segura de Pachuca, donde se buscaba sumar dinero para 100 mil comidas para los mencionados comedores, la entrada no fue lo esperado pero al final la ayuda, sin llegar a la meta se consiguió.

En este festejo el rejoneador, Emiliano Gamero se alzó como el triunfador al cortar dos orejas mientras Iván Fandiño y Sergio Flores cortaron una respectivamente. Se lidió ganado de Santa Fe del Campo, Torreón de Cañas, Venadero, Xajay, Los Encinos, Marrón y uno de regalo de La Joya. Destaco el toro de Santa Fe del campo que fue para rejones.

Emiliano Gamero abrió el festejo ante “Coquito”, de Santa Fe del Campo,  lo saludo sobre “Quimera”, inició haciendo la suerte de la garrocha con el toro de Santa Fe Del Campo, el cual embistió con emotividad, embestida que fue templada por el rejoneador capitalino, tras pararlo clavó dos rejones de castigo que resultaron efectivos.

En segundo término usó a “Cassanova”, sobre el cual clavó banderillas que fueron emotivas al dejarse llegar al toro a su caballo. Sobre “Pasión” llevó su faena a más, siguió con las banderillas que fueron ajustadas, dejándose llegar al toro que siguió siendo emotivo.

Le tocó turno a “Pasión” su caballo pinto sobre el cual realizó suertes que por su ajuste llegaron al tendido con lo que mostró la gran conexión que tiene sobre este equino, para este momento la gente que estaba entregada a su toreo.

A los lomos de “Sentimiento”, clavó banderillas al violín que terminaron por enloquecer a la plaza. De ahí siguió “Cigala”, un caballo negro que resultó espectacular en la monta y en la forma también de clavar banderillas.

Cerró con ”Sentimiento”, un caballo orizbayo con el clavó banderillas cortas, previamente actuaron los forcados hidalguenses que consiguieron la pega al segundo intento. Tras clavar las banderillas cortas, fue paciente para buscar el rejón de muerte el cual consiguió clavar al primer viaje para de esta manera cortar dos orejas.

 A pie siguió Arturo Macías, que enfrentó al toro de Torreón de cañas. Arturo Macías no se ha reencontrado, aunque tuvo momentos emotivos no logró redondear al malograr su faena con la espada y terminó por escuchar dos avisos.

El español Iván Fandiño, firmó una faena emotiva, ante el de Venadero, desde que se abrió de capa. La faena fue emotiva con un trazo de maestro consiguió torear por el lado derecho y por el lado izquierdo sabrosamente,  llegó el tendido con ese toreo profundo. Tras el pinchazo y la estocada consiguió pasear una oreja. 

 Arturo Saldívar, enfrentó al toro de la ganadería de Xajay, un toro chaparrito que tuvo calidad de salida pero conforme fue transcurriendo la faena se fue apagando, complicando la labor del torero que estuvo entusiasta, al punto de que cubrió el segundo tercio. Tras su actuación saludo en el tercio.  

El lugar de honor, el quinto, le correspondió a Sergio Flores, que con el toro de Los Encinos, un cárdeno de bonitos hechuras y de buen juego logró acoplarse y terminó por aprovecharlo y le ha realizado una faena entusiasta de gran calidad que a la postre se convirtió en la mejor de la tarde. Desafortunadamente al tirarse a matar lo hizo de manera defectuosa por lo cual el juez sólo le entregó una oreja.

El sexto correspondido a Juan Pablo Llaguno,  el de Marrón, que no dio ninguna posibilidad, a pesar de las ganas que le puso el torero de Querétaro que se retiró entre silencio.

Arturo Saldívar decidió regalar un séptimo qué fue de la ganadería de La Joya, un toro emotivo que le permitió lucir y entusiasmar al público tras la faena de tres tercios que le permitió al de Aguascalientes ser reconocido por el público con una sonora ovación

Al final Gamero, salió a hombros de la plaza.