Escándalo podría alcanzar a Coe

Sebastian Coe, presidente de la IAAF, es investigado por supuesto encubrimiento de extorsiones a atletas rusos dopados

AGENCIA
logo

El presidente de la IAAF, Sebastian Coe, está bajo la lupa después que legisladores británicos divulgaron información que podría apuntar a que sabía más de lo que originalmente dijo sobre el escándalo de dopaje en el atletismo ruso.Coe declaró en diciembre de 2015 ante un comité parlamentario británico que no estaba al tanto de las acusaciones específicas de corrupción en el caso de dopaje ruso que salió a la luz pública en diciembre de 2014, cuando ejercía como vicepresidente del organismo rector de pista y campo.Sin embargo, un correo electrónico suministrado por Coe al comité, y publicado el martes, menciona que él le dijo en agosto de 2014 a Michael Beloff, director de la comisión de ética de la IAAF, que "lo habían puesto al tanto de las acusaciones" tras recibir copias de documentos.En una carta al jefe del comité parlamentario, también publicada el martes, Coe dijo que "no hay discrepancia" en sus versiones, y que "no hay motivo para insinuar que mentí al comité de alguna manera en diciembre de 2015".Coe fue elegido presidente de la IAAF en agosto de 2015.Coe fue citado este mes a declarar por segunda vez ante los legisladores, después que recibieron evidencia de Dave Bedford, exdirector del Maratón de Londres, quien dijo que llamó y escribió a Coe en agosto de 2014 para advertirle sobre el escándalo.Coe dijo en su carta publicada el martes que "Creo que el comité ahora tiene toda la información que necesita de mí para preparar su informe".El caso tiene que ver con las acusaciones de que dirigentes de la IAAF extorsionaron dinero de atletas rusos para esconder casos de dopaje.