Emotivo adiós del Zotoluco en Aguascalientes

Morante deja escapar los duendes con uno de regalo y Silveti se va con las manos vacías

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

AGUASCALIENTES, México, Abr. 25, 2016.- Emotiva resultó la última corrida del matador Eulalio López 'Zotoluco' en la Monumental de Aguascalientes, fue una tarde magistral donde dejó salir a flote toda su experiencia.

Por su parte Morante de la Puebla, se enredó con uno de regalo y Diego Silveti, volvió a salir con las manos vacías. Los toros fueron de Teófilo Gómez, justos de presentación y en términos generales de escaso juego. 

Tras el paseíllo y la fuerte ovación en el tercio para Zotoluco, este abrió con 'Cumplido', ante el cual pasó de  trámite con el capote. Con la muleta fue paciente y gracias a ello consiguió una faena señorial que tuvo el sello del maestro.

Fue un trasteo que disfrutó y que por consecuencia provocó que el público disfrutara en el tendido, cada muletazo fue coreado con fuerza, una pena el pinchazo que provocó que perdiera dos orejas, al final saludó en los medios.

Ante su segundo de nombre, 'Eres', cumplió con capote. En el tercio final dejó ver por última vez en la monumental su muleta sabia y poderosa, salió a relucir su experiencia ante un toro que parecía no tendría un muletazo dentro, al final creó una obra de arte señorial que tuvo su pecado en la espada ya que falló y la tarde de cuatro orejas quedó en una sola que fue el premio a su entrega en esa plaza.

Con su lote Morante de la Puebla, solo pudo dibujar detalles con su sello pero de ahí no pasó la cosa, ante ello decidió regalar un séptimo con el cual armó la escandalera ya que dejó fluir su arte, se recreo y a pesar de lo dificultoso que resultó el toro, no se amilanó, tras una voltereta se creció y fue a más, y pagó así la deuda que tenía con la afición hidrocálida que ya quería ver la magia morantista, la larga faena lo llevó a pinchar en el primer viaje, acertó en el segundo y terminó por pasear un trofeo.

Diego Silveti, salió con ganas, pero algo esta pasado con su toreo, no termina por romper con su toreo, al primero lo recibió valientemente a porta gayola, al intentar la larga se llevó un fuerte arropón, a pesar del cual se quedó a terminar su labor, tras la cual escuchó leves palmas, ya que falló con la espada.

Ante su segundo logró el acoplamiento y el interés de la faena, aprovechó al astado y la fue encaminando bien, mató de certera estocada pero para su mala fortuna el toro se amorcillo, tardó en doblar y la gente terminó por enfriarse, y con ello escuchó una leve ovación.

Para este lunes día grande de la feria, el mano a mano entre Juli y Joselito Adame.