Eduardo Ávila consigue oro en Paralímpicos

El mexicano Eduardo Ávila gana oro en el judo de los Juegos Paralímpicos, luego de vencer al sudcoreano Jungmin Lee

logo

RÍO DE JANEIRO, Brasil, Sep. 9, 2016.- El judoca Eduardo Ávila consiguió su tercera medalla en unos Juegos Paralímpicos, al colgarse el oro en Río 2016, durante la segunda jornada de actividades en territorio carioca.

El camino a lo más alto del podio olímpico para el capitalino arrancó en la fase de cuartos de final, combate en el cual obligó al argentino José Effron a rendirse, consiguiendo el triunfo por kiken gachi.

Durante su duelo en la antesala de las medallas, Ávila Sánchez enfrentó una dura batalla frente a Oleksandr Kosinov, de Ucrania, que se definió en los cinco minutos reglamentarios de competencia con victoria para el mexicano.

Publicidad

En la pelea por el oro se notó a un Eduardo concentrado desde el primer segundo sobre el tatami, aunque por momentos su rival, el coreano Lee Jungmin, impuso condiciones, el mexicano logró salir triunfante y de esta forma se colgó en el pecho el ansiado metal dorado.

Con esta nueva victoria el azteca suma un palmarés más a su carrera deportiva, entre los que se destaca ser tricampeón parapanamericano en las ediciones de Río 2007, Guadalajara 2011 y Toronto 2015; así como la presea dorada conseguida en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008 y el bronce en Londres 2012.

El campeón de la división -81 Kg, Eduardo Ávila recibió con emoción su tercera medalla paralímpica, ante la ovación del público que abarrotó las gradas del Arena Carioca 3.

Publicidad

“Tercera medalla en Juegos Paralímpicos lo que significa mucho trabajo, muchos tropiezos, derrotas, lesiones, he aprendido mucho en estos cuatro años, lo que significa el trabajo en equipo, los valores que me ha dado el deporte, una rehabilitación, una integración, estoy agradecido por el cambio que me dio el judo en mi vida y por poner a mi país en lo más alto”, señaló el medallista de oro en Beijing 2008 y de bronce en Londres 2012.

Para coronarse, el Premio Nacional de Deportes 2014 superó la lesión que sufrió durante su combate en la semifinal.

“Cuando terminó la semifinal pensé que ya no podría competir la final porque me lesioné la pierna, tuve un desgarre, afortunadamente me ayudó nuestra fisiatra y nuestro doctor, me dieron terapia en las dos horas que tuve de receso, honestamente no creí ganar la final, pero también recibí apoyo de mi psicóloga y hasta el último momento no abandoné, lo disfruté mucho”, compartió.

Eduardo Ávila destacó su regreso al primer lugar del medallero, tras obtener el tercer sitio en Londres 2012. “En Londres tuve una lesión en hombro que me bajó hasta el bronce y aprendí, es extraño, me siento muy bien otra vez, por demostrar que México está de nuevo en lo más alto, me siento orgulloso de decir que soy mexicano y de demostrar que México va hacia arriba”.

Reconoció que estuvo a punto de abandonar el deporte hace tres años. “Fueron cuatro años muy pesados, en el 2013 estuve a punto de dejar el deporte por una fractura bastante grave de esternón, pasé por lesiones, frustraciones, pero también por victorias, triunfos, el deporte me ha dado lo mejor que tengo en la vida, estos cuatro años valieron la pena”, declaró.

Por su parte, su entrenador Hilario Ávila, quien además es su padre, comentó: “Se dedicó durante este ciclo a entrenar muy fuerte, hicimos una preparación en la que contamos con todo el apoyo para poder realizarla y aquí está el fruto de nuestro trabajo. Estoy muy orgulloso de mi hijo y también del atleta Eduardo Ávila, porque ha representado de una manera magnífica a nuestro país”.

Publicidad