Diego Silveti corta una oreja en La México

La corrida de Santa María de Xalpa puso cuesta arriba la séptima tarde de la temporada

logo

CIUDAD DE MÉXICO, México, dic. 10, 2016.- El matador Diego Silveti triunfó en la séptima corrida de la temporada de la Plaza de Toros México, al cortar la única oreja de un festejo que se tornó complicado por el mal juego que dieron los toros de Santa María de Xalpa, que estuvieron bien presentados pero fueron débiles, lo que eclipsó la calidad de sus embestidas, al encierro se sumó un toro de La Joya. En el cartel también estuvieron Fermín Rivera y Octavio García “El Payo”, quienes provocaron una buena entrada. Tras el paseíllo se tributó un minuto de aplausos a la memoria del recién fallecido matador Manolo Espinosa “Armillita”.

"Don Pepe", de La Joya, fue el primero para Fermín Rivera, quien se sintió a gusto en el saludo con el capote. Con la muleta el toro tuvo calidad en la embestida, pero tuvo poco fondo de fuerza a pesar de lo cual Fermín Rivera, consiguió hacerle fiesta, se fue fundiendo con él para sumar derechazos emotivos que calaron al tendido al igual que el toreo al natural, falló con la espada , escuchó un aviso tras lo cual saludo desde el tercio. El cuarto de la tarde se llamó "Don Jorge", un bonito melocotón que al igual que sus hermanos mostró cierta debilidad. Con la muleta se estrelló con un toro que iba a media altura, soseando y además sin recorrido complicando la labor de Fermín, que no logró acoplarse. Mató de pinchazo hondo, y entera para escuchar leves palmas tras aviso.

El segundo fue de Santa María de Xalpa, un espectacular jabonero sucio, que correspondió al "Payo", el toro fue blando desde su salida y tras el puyazo esta condición se acrecentó, el queretano trabajó para que el astado no se cayera, lo consiguió, pero a pesar del esfuerzo el toro no sacó el fondo impidiendo que hubiera faena, tras el pinchazo hondo se retiró entre silencio. El quinto, segundo del "Payo", fue otro melocotón que desde el capote iba midiendo, se ponía por delante complicando desde ahí la labor del diestro. Con la muleta el toro pasaba con la cabeza arriba y sin más el torero pidió la espada para pincharlo en el primer intento para en el segundo viaje meterle la espada.

Publicidad

Diego Silveti enfrentó en primer término a "Pasión" otro jabonero con el que consiguió jugar con ritmo los brazos  al torear con el capote y se gustó en el quite por tafayeras, que no le resultó tan limpio. Con la muleta el de Xalpa, no dio opción, Silveti estuvo firme y gracias a eso consiguió arrancarle algunos muletazos aislados pero no más de eso. Mató de media tendida y descabello para escuchar leves palmas. "Dije", se llamó el cierra plaza, y en hechuras lo fue, el castaño tuvo una cornamenta de respeto, cuernos acaramelados. El toro fue para Silveti, que se encontró con un toro que embistió con calidad, que aprovechó para lucir con el capote en el saludo y posteriormente en el quite por saltilleras. Con la muleta se presentía que llegaría la faena, pero el astado duro muy poco, el inicio fue temerario con los cambiados de ahí ligo una buena tanda por el derecho, fue cuando el toro se sintió podido y se rajó, buscó el refugio de las tablas donde Diego le buscó la pelea para sacarle varios muletazos que tuvieron calidad, como una serie de naturales y las dosantinas, el público reconoció el esfuerzo del torero. Batalló para matar ya que el toro no paraba, al final se tiró a matar al hilo de las tablas, consiguió dejar la espada en buena colocación para cortar una oreja, que a la postre fue la única de la tarde.

De las cuadrillas destacaron los banderilleros Alejandro Prado, Ángel González y Héctor García, que saludaron desde el tercio.