Chris Froome defiende el título del Tour

El Tour de Francia que inicia el sábado tendrá como atractivo el duelo entre Chris Froome que aspira a su tercera corona y Nairo Quintana

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

SAINT-LÔ, Francia, Jul 1, 2016.- El Tour de Francia que se lanza este sábado en Mont Saint Michel anuncia un atractivo duelo entre el británico Chris Froome (Sky), que aspira a su tercera corona en París y el colombiano Nairo Quintana, que persigue estrenarse tras dos segundos puestos.

Ambos serán los máximos favoritos al título, aunque cuentan como rival directo con el español Alberto Contador, el mejor "vueltómano" del pelotón, quien pretende volver a conquistar una carrera que no logra desde 2009.

Aparte del trío de candidatos principales, la "segunda línea" del Tour aporta calidad a tope, con los italianos Vincenzo Nibali, con las tres grandes vueltas en su palmarés, y Fabio Aru, ganador de la Vuelta y el español Alejandro Valverde, número uno del Mundo y tercero en el Giro, entre otros.

Será interesante ver a grandes campeones en funciones de gregario, pues tanto Nibali como Valverde acuden, en principio, a ayudar a sus jefes de filas, Aru y Quintana.

El recorrido ofrece una primera semana menos peligrosa respecto a ediciones anteriores. No habrá pavés, aunque el viento puede dar algún susto. Pero la segunda semana, con los Pirineos; y la tercera con los Alpes, ofrecerán etapas propicias para grandes batallas.

El líder del Sky, ganador en 2013 y 2015, afronta su séptima participación y llega con cinco victorias en la temporada, entre ellas el Dauphiné, considerado el último examen antes del Tour.

El recorrido es de su agrado y se ajusta a sus condiciones, incluidas las 2 contrarreloj, la segunda en cronoescalada.

Para Froome la tercera semana será clave, pero avisa de la jornada de Andorra y de otras con descenso al final. Sobre sus enemigos destaca que "Quintana es un corredor en progresión y Contador un hombre que jamás se rinde".

Nairo Quintana, de 26 años, buscará el maillot amarillo. Otro resultado le apartaría de su objetivo real. El ciclista de Cómbita sueña con los finales en alto y señala como jornadas propicias las jornadas de Andorra, Mont Ventoux y Morzine.

Aunque su punto más débil podría estar en las contrarreloj, la pelea individual contra el crono no le asusta al colombiano, que considera que la cronoescalada "no será tan decisiva".

Por su parte, Contador no tiene dudas de que se trata de uno de los Tours más duros que recuerda, y tras abandonar la idea de retirarse del ciclismo al final de temporada, se apunta a soñar con lo más alto del podio en París.

"He trabajado como nunca y de la mejor manera posible, y eso me da seguridad. Mi nivel de forma es igual que el de los mejores momentos. Si no viera opciones de ganar no tendría motivación para entrenar", recuerda el madrileño.

El Tour se lanza de la isla rocosa de Mont Saint Michel, una joya del patrimonio mundial de la UNESCO de obligado paso turístico en Normandía. El destino será Sainte-Marie-du-Mont, junto a la playa de Utah, unos de los escenarios del Desembarco de la II Guerra Mundial.

Después esperan nueve etapas de montaña,incluidos cuatro finales en alto: Arcalís (9ª), Mont Ventoux (12ª), Finhaut-Emosson (17ª) y Saint-Gervais Mont Blanc (19ª) y 28 puertos en total. Si el viento o cualquier otra vicisitud no dicen lo contrario, los favoritos decidirán en la montaña quien se viste de amarillo en París.

El Tour rendirá homenaje a los caídos en la Segunda Guerra Mundial

La llegada de la etapa de mañana del Tour de Francia a Utah Beach, uno de los escenarios de la Segunda Guerra Mundial, servirá mañana a la carrera para rendir homenaje a los caídos en ese conflicto, indicó hoy el director de la prueba, Christian Prudhomme.

La ceremonia tendrá lugar después del podium protocolario de la primera jornada en el monumento por la paz que hay en ese lugar y muchos ciclistas han pedido participar en la misma.

"Habrá corredores de Estados Unidos, Francia, Alemania, Bélgica, Canadá,... y también autoridades", señaló el director de la prueba, quien indicó que cada uno de ellos depositará una rosa blanca ante el monumento.

Prudhomme aseguró que algunos ciclistas han pedido participar en la misma y destacó especialmente el empeño en hacerlo del campeón alemán André Greipel, que pidió expresamente estar en el homenaje.

Entre los que tampoco quieren perdérselo está el francés Thomas Voeckler, cuyo abuelo combatió en esa guerra, el estadounidense Tejay van Garderen o su compatriota Brent Bookwalter, a quien le gusta visitar estos cementerios en su tiempo libre.

Prudhomme recordó que solo las dos guerras mundiales impidieron el desarrollo del Tour, "un evento que tiene una clara vocación por la paz".